Corea del Norte dispara unos 200 proyectiles en el Mar Amarillo, provocando evacuaciones y tensiones

COREA DEL NORTE JAPÓN

Según informó la agencia surcoreana de noticias Yonhap, Corea del Norte realizó un despliegue militar al disparar aproximadamente 200 proyectiles de artillería en aguas de su costa occidental. Este acto provocó la emisión de una orden de evacuación para los residentes de las islas surcoreanas de Yeonpyeong y Baengnyeong, cercanas a la frontera marítima occidental.

En respuesta a estos disparos, el Ejército surcoreano llevó a cabo ejercicios con fuego real en las islas fronterizas. El JCS detectó los disparos desde dos ubicaciones en el Mar Amarillo, específicamente desde el cabo Jangsan al norte de Baengnyeong y desde el cabo Deungsan al norte de Yeonpyeong.

Los proyectiles cayeron en la zona de amortiguación marítima, al norte de la Línea Limítrofe del Norte (LLN), la frontera marítima de facto establecida por un acuerdo intercoreano en 2018 para reducir las tensiones. Afortunadamente, no se informaron daños ni víctimas surcoreanas como resultado de estos disparos.

El Ejército surcoreano calificó la acción de Corea del Norte como una «provocación» y advirtió que tomaría las medidas correspondientes. El coronel Lee Sung-jun, portavoz del JCS, expresó que la responsabilidad recae en Corea del Norte y llamó al régimen a detener de inmediato tales acciones.

“El presidente Yoon Suk-yeol y el presidente Javier Milei reafirmaron la importancia de los valores compartidos del liberalismo y la economía de mercado y acordaron ampliar la cooperación”, Lee Yongsoo, Embajador de la República de Corea en Argentina

Posteriormente, las unidades del Cuerpo de Infantería de Marina surcoreano realizaron ejercicios con fuego real en las islas de Baengnyeong y Yeonpyeong, disparando aproximadamente 400 proyectiles hacia la zona de amortiguamiento marítima, el doble de la cantidad disparada por Corea del Norte.

En una declaración, el Ejército Popular de Corea del Norte (KPA) afirmó que los proyectiles lanzados eran parte de un simulacro con fuego real y consideró «inverosímil» la afirmación surcoreana sobre el incidente. El KPA también mencionó que su ejercicio fue una «contramedida natural» en respuesta a los recientes disparos de artillería por parte de Corea del Sur.

Estos eventos se suman a las crecientes tensiones entre las dos Coreas desde que Corea del Norte abandonó unilateralmente el acuerdo intercoreano en noviembre del año pasado. La última provocación de Corea del Norte se produce después de las declaraciones beligerantes del líder norcoreano, Kim Jong-un, durante una reunión de fin de año del Partido de los Trabajadores. Las acciones de Corea del Norte también coinciden con las advertencias del Servicio de Inteligencia Nacional de Corea del Sur sobre posibles provocaciones o ataques cibernéticos a principios de 2024.

+ posts

Buscá en Reporte Asia