Gobiernos internacionales expresan preocupación por aumento en la producción de uranio enriquecido por parte de Irán

Irán uranio

Una declaración conjunta emitida por los gobiernos de Estados Unidos, Francia, Alemania y Reino Unido resalta las conclusiones del informe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) que señala un incremento en la tasa de producción de uranio enriquecido por parte de Irán, alcanzando un 60% en las instalaciones de Natanz y Fordow, niveles observados previamente entre enero y junio de 2023.

Este desarrollo, según la declaración, representa un retroceso por parte de Irán y resultará en un triplique de su tasa de producción mensual de uranio enriquecido hasta el 60%.

Los Gobiernos de Estados Unidos, Francia, Alemania y Reino Unido condenan esta acción, considerándola parte de una escalada constante en el programa nuclear iraní. Cuestionan la justificación civil creíble de la producción de uranio altamente enriquecido y señalan riesgos significativos de proliferación asociados con las instalaciones de Fordow y la planta piloto de enriquecimiento de combustible.

Irán niega que haya atacado un petrolero japonés en el Índico

Además, expresan preocupación por la falta de transparencia, citando la decisión de Irán de regresar a la misma configuración en cascada que fue descubierta por el OIEA en Fordow a principios de 2023, pero que fue comunicada con retraso en enero del mismo año. Esta demora suscita dudas sobre la voluntad de Irán de cooperar plenamente con el OIEA.

La declaración hace un llamado a Irán para revertir estas medidas de manera inmediata y reducir la escalada de su programa nuclear. Insta a Irán a cooperar plenamente con el OIEA para garantizar la naturaleza exclusivamente pacífica de su programa nuclear, incluyendo la reinstalación de inspectores suspendidos en septiembre de 2023. Los Gobiernos reafirman su compromiso con una solución diplomática y sostienen su determinación de prevenir que Irán desarrolle armas nucleares.

+ posts

Buscá en Reporte Asia