Biden firma una ley de defensa de 886.000 millones de dólares para reforzar la disuasión en el Indo-Pacífico

Biden Indo-Pacífico

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, promulgó un paquete de 886.000 millones de dólares en política de defensa que incluye medidas para contrarrestar la actividad militar china en la región del Indo-Pacífico y ayudar a las fuerzas taiwanesas.

Según informó Kyodo News, la Ley de Autorización de Defensa Nacional para el año fiscal hasta septiembre de 2024 incluye 14.700 millones de dólares para la Iniciativa de Disuasión del Pacífico, parte de los esfuerzos de Estados Unidos para mejorar las capacidades militares a través de ejercicios con sus aliados y países socios en la región.

Al tiempo que menciona la necesidad de un programa integral de formación y capacitación para el ejército de Taiwán, la ley exige la cooperación de Estados Unidos en el intento de la isla democrática autogobernada de reforzar las actividades militares de ciberseguridad.

También dio luz verde a un plan para vender submarinos de propulsión nuclear a Australia en el marco de la denominada asociación trilateral AUKUS, en la que también participa Gran Bretaña.

Las alianzas de EE.UU. en Asia se fortalecen en medio de los desafíos de China

Biden dijo en un comunicado que la ley «proporciona las autoridades críticas que necesitamos para construir el ejército necesario para disuadir futuros conflictos, al tiempo que apoya a los miembros del servicio y sus cónyuges y familias que llevan a cabo esa misión todos los días».

El proyecto de ley fue aprobado por el Senado y la Cámara de Representantes, respectivamente, la semana pasada.

Para seguir ayudando a Ucrania a repeler la invasión rusa que comenzó en febrero de 2022, la ley permite a Estados Unidos ampliar su actual programa de compra de armas y equipos de la industria de defensa hasta finales de 2026.

En la ley se aprobó un aumento salarial del 5,2% para los miembros de las fuerzas armadas y los trabajadores civiles.

A principios de año, Estados Unidos y China informaron de incidentes cercanos entre sus aviones y buques militares en el Mar de China Meridional.

China y Taiwán se gobiernan por separado desde que se separaron en 1949 tras una guerra civil. Pekín considera la isla una provincia renegada que debe unirse al continente por la fuerza si es necesario.

+ posts

Buscá en Reporte Asia