No cesa la discriminación a los chinos en los medios argentinos: el caso de El Destape Web 

Destape

No importa el tiempo que pase y lo cercanos que nos hayamos hecho con China, la discriminación hacia las personas de origen chino en Argentina puede palparse en forma clara en algunos medios de comunicación locales. Llama la atención como ciertos productos periodísticos sigan apelando a estereotipos negativos para “humorísticamente” retratar a la comunidad china que vive en el país.

Uno de los casos más llamativos se da en El Destape Web, un medio de comunicación online con mucha llegada en Argentina a nivel de audiencias. Tiene casi 700 mil seguidores en IG, casi 600 mil en Twitter y sus shows emitidos vía streaming son seguidos desde muchos puntos de Argentina y más allá. Sin lugar a dudas, se trata de uno de los medios online con más influencia y convocatoria en internet, que en 2021 entró al Top 5 de los medios digitales más leídos de Argentina. 

En uno de los programas seguramente más vistos de la señal, “Navarro 2027”, que se emite por la mañana en horario central, y que conduce el fundador y CEO de El Destape, Roberto Navarro, se da un caso que genera cierto desconcierto. Varias veces por semana, en un bloque dedicado al humor, el conductor conversa con un personaje de ficción, Mi Jean Lee, compuesto por el talentoso humorista Agustín López Núñez, que resulta mucho más ofensivo que divertido. Y esta no es solo la opinión de quien escribe: en conversación con Alejandra Conconi, directora ejecutiva de la Cámara Argentino China, que nuclea tanto a empresas chinas como argentinas, pudimos saber que ella comparte esta mirada. 

Hablando sobre la presentación del personaje, Mi Jean Lee es un supermercadista chino, rubro en el que está involucrada gran parte de la comunidad de ese país en Argentina. Lee es representado a través de una imagen congelada, fija y se lo puede ver como una persona estéticamente chocante, poco preparada, desencajada. 

Varias veces por semana, en un bloque dedicado al humor, el conductor conversa con un personaje de ficción, Mi Jean Lee, compuesto por el talentoso humorista Agustín López Núñez, que resulta mucho más ofensivo que divertido.

La imitación de la manera de hablar que tienen los migrantes chinos, muchos de ellos con dificultades para aprender a hablar fluidamente el castellano (como alguna vez sucedió con los migrantes europeos), y como a veces nos sucede a los propios locales, también es ofensiva, y por momentos, bochornosa. Digamos que el personaje está llevado a un nivel de grotesco alto en todos sus aspectos. 

Asimismo, en general se da a entender que el comerciante chino hace cualquier cosa por dinero, es egoísta, malicioso, evita cumplir normas y leyes, es astuto para desarrollar negocios oscuros, etcétera. Por momentos, el personaje también “se hace el que no entiende» las consignas y los comentarios que le hacen el conductor y otros panelistas, engañándolos sobre lo que realmente comprende del idioma castellano para su propio beneficio. Es decir, el personaje resume una cantidad de estereotipos negativos sobre la comunidad china que, con estos esfuerzos para seguir fomentándolos en la imaginería local, serán difíciles de erradicar.  

Destape
El personaje aparece durante la programación de El Destape Web.

Alejandra Conconi, directora ejecutiva de la Cámara Argentino-China, quien además es antropóloga, comentó al iniciar nuestra conversación que: “Desde la Cámara vemos con mucha preocupación estas formas de representar a las personas de origen chino y a cualquier otro individuo no importa su perfil cultural. No se trata de un exceso de corrección política de nuestra parte: más bien vemos una práctica discriminatoria que es enmascarada a través del humor, en teoría, pero lo que vemos resulta más parecido a una burla y a una manera de subestimación”.

Desde su posición, Conconi ha ofrecido incontables charlas de interculturalidad a los integrantes de empresas chinas con proyectos en Argentina para mejorar su adaptación al vivir y trabajar en Argentina. Se trata de una especialista que está relacionada a empresas chinas y a la comunidad de ese país en Argentina desde hace más de 20 años, quien residió en China para hacer estudios de posgrado. 

Y por supuesto, como consignó, el tema de la discriminación está presente entre los contenidos que desarrolla en esas charlas: “Felizmente, aunque existe, entendemos que Argentina no es un país donde la discriminación llegue a los niveles que pueden verse en otras naciones, donde después de la pandemia de Covid-19 muchas personas de ascendencia china, y oriental en general, fueron atacados hasta físicamente. En nuestro país, la comunidad china está muy integrada a la argentina, que componen personas de todos los orígenes y culturas. Si lo recuerdan, en los festejos por el Campeonato del Mundo de 2022, se vio a muchos chinos emocionados, flameando la bandera celeste y blanca como si fuera la suya propia”. 

“Pero los medios de comunicación y las redes sociales son cajas de resonancia que tienen un efecto en las declaraciones de los funcionarios públicos, en la opinión pública y en los dichos que sobre China se promueven”, sostiene.

“Por un lado hay que entender que China es la cuarta fuerza migratoria de nuestro país, aportando un gran valor a la Argentina. Muchos de ellos tienen hijos nacidos aquí, que son argentinos. Entonces, que desde los medios se promueva este tipo de representaciones burlonas las valida socialmente, lo mismo que fomenta que puedan ser imitadas, y se incentiva un tipo de diálogo en el que estas formas de burla están permitidas”, enfatiza.     

Conconi ha ofrecido incontables charlas de interculturalidad a los integrantes de empresas chinas con proyectos en Argentina para mejorar su adaptación al vivir y trabajar en Argentina.

Por otro lado, la especialista comenta que en este momento se está observando una campaña de desprestigio contra China, “ante la que hay que preguntarse por qué dos países separados por miles de kilómetros de distancia llegaron a tener tanta cooperación, y esto es por la fuerza del libre mercado, de los negocios, que han llevado a muchas empresas a comprar productos fabricados allá y a los chinos a comprarnos a nosotros”.

Para ilustrar la importancia del gigante asiático en la economía argentina, Conconi destaca que el 79% de la carne de los meses de enero y febrero de este año tuvo como destino China: “Toda esta solidez hay que protegerla. Y esto no solamente de cara a este tipo de dispositivos que supuestamente son de humor pero están reproduciendo un tipo de imaginario que no es real, que es ofensivo, que ridiculiza”.  

Desde ya, se puede retratar a los supermercadistas chinos de muchas maneras. La que elige el Destape Web es una. Pero como grupo, los supermercadistas chinos ya no son la incipiente organización que nació a finales de la década de 1990 y creció con fuerza desde la crisis de 2001 por la llegada de miles de migrantes especialmente desde la provincia sureña de Fujian, que poco conocían del país de América del Sur al que recién arribaban. Sobre aquellos años, Conconi trae a colación la obra «El Nudo» del periodista Carlos Pagni, “un libro muy recomendable, donde se narra cómo los supermercadistas chinos fueron por entonces blanco de saqueos y ataques físicos y cómo se tuvieron que defender entre ellos para poder salvarse”. 

Destape
Alejandra Conconi Directora Ejecutiva de la Cámara Argentino China

Todo eso cambió. Hoy su autoridad en el sector Alimentos y venta minorista es innegable: según datos de la Federación de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS), las bocas de expendio chinas representan el 54% del total de los autoservicios de la Argentina, mientras se estima que hay 10.788 supermercados administrados por personas de origen chino en todo el territorio argentino.  

Se trata de empresarios que en la actualidad diversifican sus núcleos de negocios virando hacia sectores como el real estate, los agronegocios, la logística, vinos y bodegas, turismo, y que son también nexo para el desarrollo de proyectos entre ambos países. 

Como establece Conconi, entre ambos países hay muchísimas experiencias personales de éxito, más allá de las barreras que imponen los idiomas: “Detrás de los negocios y las colaboraciones hay un diálogo que se libra de prejuicios, de sesgos, y que sobre todo es enriquecedor. A mi particularmente me permite expandir mis horizontes y mis posibilidades de entender lo que puede lograr la potencia del ser humano, y las cosas que podemos conseguir juntos”. 

Por último, la directora ejecutiva de la Cámara sugiere no aferrarse a los preconceptos y en cambio apreciar las oportunidades que los chinos como cultura representan: “Yo admiro y aprendo constantemente de su resiliencia, de su capacidad de reinvención, que es una característica muy china, y de su flexibilidad para adaptarse a los contextos. También aprendo de su crecimiento económico, que multiplicado en millones de casos, ha hecho lo que China es hoy: la segunda potencia a nivel mundial. Creo que China es también para nosotros una posibilidad de aprendizaje, en lo individual, y como nación”. 

+ posts

Co-fundador de ReporteAsia.

Buscá en Reporte Asia