El 60% de los cafés con animales de Japón albergan especies exóticas

Alrededor del 60 por ciento de los cafés de animales en Japón tratan con especies exóticas restringidas por las leyes de comercio internacional, lo que hace temer que su popularidad no solo amenace su conservación, sino que también aumente el riesgo de enfermedades transmitidas por animales, según un estudio reciente.

Según el estudio, realizado por instituciones como la Universidad de la Sorbona de Francia y la organización no gubernamental Traffic, con sede en Gran Bretaña, la popularidad de los cafés y la demanda de animales podría desencadenar una caza excesiva en sus hábitats nativos. Los cafés permiten a los clientes acariciar animales, como búhos o erizos, u observarlos de cerca.

«Es necesario aplicar medidas que tengan en cuenta la biología y el comportamiento de los animales, y que sólo se permita su cría en centros educativos como los zoológicos», declaró Yumiko Okamoto, de Traffic, organización creada por el Fondo Mundial para la Naturaleza y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza para vigilar el comercio de animales y plantas salvajes.

El estudio descubrió que los cafés exhibían 419 especies diferentes y 3.793 animales individuales, de los cuales nueve especies y 53 animales tenían prohibida su comercialización en virtud de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres, conocida como CITES, debido a su situación de peligro de extinción.

https://hosting56220us-96570.webempresa.site/region/japon/2023/02/24/tribunal-japones-condena-al-gobierno-pagar-danos-esterilizacion-forzada/

Entre ellos figuraban el loro gris y el loris perezoso, un tipo de primate.

Otras 241 especies y 2.498 individuos, entre ellos el zorro fennec, requieren permiso del país exportador.

Aunque el comercio de algunos de los animales exóticos esté prohibido, pueden comprarse o venderse si se introdujeron antes de que se aplicaran las restricciones o si los criados en Japón están registrados.

Aun así, el estudio advertía de que algunos animales de los cafés podían proceder del comercio ilegal de fauna salvaje, dada la ausencia de registro de su comercio en la base de datos de CITES y las recientes incautaciones de especies de primates en peligro de extinción por parte de las aduanas japonesas.

El estudio descubrió que los cafés exhibían 419 especies diferentes y 3.793 animales individuales, de los cuales nueve especies y 53 animales tenían prohibida su comercialización

Por especies, las aves representaban el 62% del total, de las cuales el 40% eran búhos. Los reptiles y los mamíferos representaban el 21% y el 15%, respectivamente, y los anfibios el 2%.

El animal más común fue el erizo de cuatro dedos, del que se vendieron 245 ejemplares en 55 tiendas de todo Japón, seguido de la lechuza común y el mochuelo cariblanco septentrional.

Un total de 38 tiendas vendían también los animales expuestos en el café. Muchos de los búhos podían adquirirse por entre 200.000 y 600.000 yenes (entre 1.500 y 4.400 dólares), mientras que los reptiles podían conseguirse relativamente baratos.

El animal más caro de la lista era un pájaro secretario por 3 millones de yenes.

+ posts
+ posts

Buscá en Reporte Asia