China propone conversaciones de alto nivel con Japón y Corea con vistas a una cumbre

China Corea Japón

China ha propuesto mantener conversaciones a nivel de viceministros de Asuntos Exteriores con Japón y Corea del Sur, según informó Kyodo News, una medida que Tokio considera que subraya el entusiasmo de Pekín por celebrar este año una cumbre a tres bandas, la primera en cuatro años.

El jefe de la diplomacia china, Wang Yi, hizo la propuesta cuando se reunió con el ministro japonés de Asuntos Exteriores, Yoshimasa Hayashi, en Yakarta, a pesar de que los dos países están en desacuerdo sobre el plan de Tokio de verter al mar agua radiactiva tratada procedente del complejo nuclear de Fukushima, que se encuentra en estado crítico, en torno a este verano.

Normalmente, las cumbres entre Japón, China y Corea del Sur se celebran tras conversaciones a nivel de trabajo y a nivel de ministros de Asuntos Exteriores, respectivamente.

Japón también ha notificado a Corea del Sur, que asume la presidencia rotatoria de la próxima cumbre trilateral, la postura de China sobre la reanudación de un diálogo a tres bandas.

El deterioro de los lazos entre Japón y Corea del Sur, sumado al impacto de la pandemia de coronavirus, ha impedido que los tres vecinos celebren una cumbre trilateral desde la última sesión en diciembre de 2019.

Pero con la mejora significativa de los lazos entre Tokio y Seúl, el primer ministro, Fumio Kishida, y el presidente surcoreano, Yoon Suk Yeol, coincidieron en marzo en la importancia de celebrar un diálogo a tres bandas lo antes posible.

Wang, miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China, había dicho también en la inauguración de un foro sobre cooperación trilateral celebrado en China el 3 de julio que los tres países debían «crear una atmósfera para la pronta reanudación de las reuniones de líderes».

Un alto funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores japonés afirmó que la última actitud de China «demuestra que se ha vuelto positiva hacia el diálogo a tres bandas» con los vecinos, teniendo en cuenta su posición en los asuntos mundiales y su economía interna.

La reciente insinuación de China parece tener como objetivo crear divisiones en los esfuerzos de Japón, Corea del Sur y Estados Unidos por reforzar la seguridad regional y la cooperación económica, mientras Pekín compite con Washington y amplía su influencia militar.

Dado que la economía china ha dado señales de desaceleración, Pekín también podría tratar de promover la cooperación con empresas japonesas en tecnologías avanzadas y atraer inversiones, señalaron fuentes diplomáticas.

En 2008, cuando se puso en marcha el marco, los tres países acordaron celebrar conversaciones de líderes anualmente y turnarse como anfitriones.

Entonces se comprometieron a intensificar la cooperación en diversos ámbitos, como las finanzas internacionales, la economía y la respuesta ante catástrofes.

+ posts

Buscá en Reporte Asia