Sebastián Baez: “los mercados del Sudeste Asiático necesitan de estrategias comerciales que perduren en el tiempo”

baez

Sebastián Carlos Baez es Licenciado en Relaciones Internacionales, egresado de la Universidad de Morón. Cuenta con una sólida formación académica que incluye una maestría en Relaciones Internacionales con orientación en economía internacional del programa de FLACSO Argentina, un posgrado en negocios internacionales en UADE y un posgrado en desarrollo económico en la Universidad Di Tella.

Lleva 25 años trabajando en el Ministerio de Relaciones Internacionales de Argentina, donde su carrera ha estado marcada por una constante especialización. Inicialmente, se enfocó en temas de cooperación internacional al desarrollo dirigida a países de Asia-Pacífico, en particular el Sudeste Asiático. Posteriormente, su área de expertise se amplió hacia Medio Oriente y África, y finalmente pasó al Área Económica y Comercial de la Cancillería Argentina, profundizando su experiencia en el acceso a mercados en Asia, África y Medio Oriente.

En conversación con ReporteAsia, Baez explica la importancia del Sudeste Asiatico, las perspectivas de Argentina con esa parte del continente y los cambios que necesariamente el país tiene que hacer para adecuarse a un mundo que sigue en constante evolución.

El por qué del Sudeste Asiático

En la entrevista con este medio, Baez explicó que su interés por el Sudeste Asiático surgió de manera inesperada cuando en el área de cooperación internacional de la Cancillería le encomendaron hacerse cargo de esa región, a pesar de que nadie quería ocuparse de ella en ese momento. Esto lo llevó a sumergirse en un mundo completamente nuevo y diferente, pero con similitudes interesantes a pesar de las diferencias culturales.

«Me dijeron ‘te tenés que hacer cargo de esto porque nadie se hace cargo’ y entonces uno le metió mano como se dice y surgieron cosas más que interesantes que la verdad que profesionalmente y como persona, me enriquecieron muchísimo, aprendí muchísimo», comentó Baez. Destacó que este aprendizaje fue fundamental, ya que » de eso es lo que se trata, aprender y tratar de tomar lo bueno que tienen los otros y lo bueno que tenemos nosotros  para poder complementarlo».

La relación entre Argentina y el Sudeste Asiático

En el año 2012, mientras Baez trabajaba en cooperación internacional, recibieron un pedido detallado de Laos a través de la Embajada de Tailandia. Esto los llevó a organizar una misión exploratoria con otras instituciones públicas como SENASA, INTA y el Ministerio de Agricultura argentino.

Durante la reunión con funcionarios de Laos, Baez quedó gratamente sorprendido al escuchar que habían solicitado específicamente la presencia de funcionarios técnicos del INTA argentino debido a su reconocida capacidad. «Realmente quedé muy sorprendido porque nos dijeron, ‘pedimos específicamente que vinieran funcionarios técnicos del INTA porque conocemos la capacidad que tiene»‘, relató. 

baez

Esta experiencia lo impactó profundamente, ya que un país como Laos, rodeado de grandes potencias, valoraba el trabajo del INTA argentino. «Me hizo un click. En ese sentido, veo que a veces nosotros menospreciamos nuestras capacidades, y hay alguien en un lejano rincón del mundo que conoce y valora nuestras instituciones», reflexionó Baez.

Lamentablemente, como suele ocurrir en Argentina, la falta de continuidad en las políticas públicas debido a problemas presupuestarios y cambios de gestión impidió que el proyecto con Laos avanzara. Baez subrayó que esta continuidad es algo que se reclama tanto en el Sudeste Asiático como en el resto del mundo, especialmente en el ámbito económico y comercial.

Interés más allá de China

En la conversación con ReporteAsia, Baez aclaró que, al abordar Asia, es crucial no considerar a China como una unidad monolítica, sino entender que hay «múltiples Chinas» dentro del país, con diversas regiones y mercados con demandas y características distintas. «Lo primero que hay que entender que China como país, hay que después dividirlo en múltiples chinas. La estrategia debería ser pensar, en términos comerciales por supuesto, a China como un país compuesto por varios países, teniendo en cuenta la gran variedad de mercados existentes en cada una de las ciudades de ese país», explicó.

Señaló que, si Argentina quiere seguir pensando en acceder a esos mercados vendiendo principalmente commodities, no sería una buena estrategia a largo plazo. «Acá quiero hacer un paréntesis, si nosotros queremos seguir pensando en acceder al mercado vendiendo commodities, la verdad, no sería una buena estrategia. Soja, maíz, trigo, sí podemos seguir vendiendo, pues lo van a seguir demandando, pero necesitamos comercializar productos con valor agregado para nuestra inserción en el mundo”

Es necesario comprender cómo se ha movido el mundo y cómo se seguirá moviendo, y en ese contexto, Asia ocupa un lugar determinante según Baez. Además, destacó que, para que el productor argentino pueda acceder a esos mercados, se necesitan condiciones, como acuerdos de libre comercio, que brinden preferencias arancelarias, algo que ya tienen países como Australia, Nueva Zelanda, la Unión Europea y los mismos países asiáticos productores de alimentos.

Advirtió a ReporteAsia que, si no se atienden estas cuestiones estratégicas, los mercados más atractivos como Indonesia, Vietnam, Filipinas y Tailandia terminarán compitiendo con Argentina y dejando de comprar productos terminados para importar solo insumos y producir alimentos localmente. «En algún momento hay que intentarlo y ahí es donde están las políticas públicas que tienen que aportar esa inteligencia comercial y esa ayuda a la producción para acceder a los mercados que son estratégicos, que hay que atenderlos, que no hay que quedarse solamente en el tema de costos y sí es un conjunto público y privado», enfatizó.

¿Se puede cambiar la estrategia como país?

En la entrevista, Baez afirmó que Argentina tendrá que hacer necesariamente un «click» de cambio de estrategia, ya que las circunstancias la obligarán a hacerlo. Después de tantos años fuera del mundo, el mundo sigue girando, y cada vez que pasa el tiempo, los costos de negociar un acuerdo de libre comercio serán más altos debido a las ventajas que ya tienen los países que han firmado acuerdos con antelación.

«Entonces hoy por hoy cada vez y a medida que pasa el tiempo los costos de llevar adelante la negociación de un acuerdo de libre comercio, cada vez van a ser más altos en el sentido de que nosotros a medida que pasen los tiempos, más ventajas van a tener lo que ya han firmado acuerdos de libre comercio que viene con un carreteo de 10, 15, 20 años», advirtió Baez.

Reconoció que no se trata de una apertura indiscriminada, sino de negociar «con el cuchillo entre los dientes» para conseguir el mejor acceso a los mercados, pero también teniendo en cuenta las concesiones que se les harán a cambio. «No significa que digas una apertura indiscriminada, países como Australia han celebrado TLC protegiendo sus industrias internas. Por supuesto que vamos a tener que negociar como se dice ‘con el cuchillo entre los dientes’ en el sentido de tratar de conseguir la mejor ventaja de acceso a los mercados, pero también nos van a pedir cosas a nosotros».

Baez enfatizó a ReporteAsia que, en algún momento, este cambio de estrategia se tiene que producir, ya que si se sigue con la situación actual, la ventana de oportunidades se cerrará cada vez más. «En algún momento eso se tiene que producir porque si seguimos con esta cuestión, la ventana se va cerrando cada vez más».

El experto destacó la importancia de adoptar una visión a largo plazo, similar a la que tienen los países asiáticos. «Mientras en Asia ya están planeando para los próximos 50 años, nosotros como país estamos pensando nuestra coyuntura, lamentablemente no podemos pensar solamente en un corto plazo». 

Baez insistió en que Argentina debe dejar atrás el enfoque de corto plazo y avanzar hacia una estrategia de exportación e inserción en los mercados asiáticos que perdure en el tiempo. «Me parece que una empresa cuando quiere acceder y hace el esfuerzo como lo hacen las empresas argentinas para llegar a un determinado mercado, el objetivo final es perdurar, que el cliente esté satisfecho con el producto que uno exporta y que eso perdure lo más posible, porque si no, son ventas circunstanciales por una determinada coyuntura del momento pero no son parte de una a una estrategia», explicó. 

baez

Finalmente, el entrevistado enfatizó la necesidad de brindar un paquete completo de bienes y servicios, adaptado a las demandas y características locales de cada mercado. «Hoy lo que demandan los países del sudeste asiático como así también, otras economías emergentes, es que uno haga una estrategia completa de bienes y servicios», señaló. Puso como ejemplo la exportación de maquinaria agrícola, donde no basta con colocar el producto en el mercado destino, sino que se deben ofrecer servicios complementarios como capacitación, asistencia post venta, reparación, entre otros. 

En concreto, podemos afirmar que los análisis y afirmaciones de Baez contienen años de formación y experiencia por lo que deben servir de advertencia para los sectores productivos de la República Argentina. El futuro de los mercados, es con valor agregado.

+ posts

Estudiante de Derecho de la Universidad Nacional de Cuyo, Argentina; miembro del semillero de investigación de esta universidad. Fue becado por la Kangwon National University para desarrollar una estancia de estudios en Corea del Sur. Es represante comercial para Latinoamérica de Bridge To Asia (BTA).

+ posts

Es estudiante de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, Argentina. Es miembro del Semillero de Investigación de dicha Facultad y del Grupo de Estudios sobre India y el Sudeste Asiático de la Universidad Nacional de Rosario. Cursó además la Diplomatura en Derecho y Estado Digital 4.0. Es pasante de SHEN, consultora de negocios con Asia y redactor en ReporteAsia.

Buscá en Reporte Asia