Li Qiang, parece proyectar un estilo de gobierno proempresarial y pragmático

El nuevo primer ministro chino, Li Qiang, parecía haber pulsado todos los botones adecuados para proyectar un estilo de gobierno proempresarial y pragmático.

La rueda de prensa del lunes, que siguió inmediatamente a la clausura de la sesión anual de la Asamblea Popular Nacional, fue el único acto mediático al que asistiría en un año el primer ministro chino o cualquier otro alto dirigente, retransmitido en directo por la televisión nacional. Dada su importancia, la rueda de prensa está estrictamente coreografiada, con preguntas de los periodistas preseleccionadas para dar al líder la comodidad de exponer los temas que quiere que el público escuche y ayudarle a evitar preguntas incómodas.

Al ser el primer debut público de Li Qiang en un acto con los medios de comunicación desde su investidura como primer ministro el sábado, el evento ha arrojado varias conclusiones interesantes.

1 – Li envió un mensaje muy claro de que se centraría en reactivar la economía en los próximos cinco años. Nueve de las diez preguntas que se le formularon versaron sobre la economía china y cuestiones relacionadas con Hong Kong y Taiwán. Aprovechó la mayor parte del tiempo para proyectar confianza y pragmatismo, tratando de tranquilizar al sector privado y prometiendo afrontar los retos del descenso de la población y el aumento del desempleo.

En particular, reconoció que el sector privado chino, que aporta alrededor del 60% del PIB y el 80% del empleo del país, había atravesado una mala racha. «De hecho, el año pasado se produjeron algunas discusiones inapropiadas sobre los empresarios privados, que les hicieron sentirse frustrados», afirmó.

Una burda subestimación pero, no obstante, era el primer alto dirigente que admitía públicamente las dificultades a las que se enfrentaba el sector privado. Li prometió que el entorno empresarial mejoraría y que, bajo su liderazgo, se daría el mismo trato a todo tipo de empresas.

2 -Aunque Li es el número 2 en la jerarquía de liderazgo del Partido Comunista Chino, dejó muy clara su posición y su cargo, que fue contratado para centrarse en la ejecución, transformando los planes en acciones y logros. Cuando un periodista chino le pidió que esbozara las prioridades de su administración, no escatimó palabras al afirmar que los planes ya estaban establecidos en el informe político presentado por el Presidente Xi Jinping en el XX Congreso del partido, celebrado en octubre del año pasado. Su trabajo consistía en garantizar que esos planes se aplicaran de forma completa y precisa.

Su franco reconocimiento de que se centra en la ejecución contrasta fuertemente con el estilo de su predecesor inmediato, Li Keqiang, que intentó presentarse como una especie de socio de Xi cuando se convirtió en primer ministro por primera vez en 2013. Antes de que Xi llegara al poder en 2012, existía la creencia generalizada de que sus predecesores tenían algún tipo de acuerdo de asociación con sus primeros ministros, como Jiang Zemin y Zhu Rongji, y Hu Jintao y Wen Jiabao. La idea era que, mientras Jiang y Hu, como jefe del partido y presidente del Estado, estaban a cargo de todo, los primeros ministros tenían un amplio margen de maniobra para dirigir la economía. Pero las cosas son muy distintas bajo el liderazgo de Xi. Incluso antes de que Xi obtuviera su tercer mandato como jefe del partido el pasado octubre y como presidente la semana pasada, ha quedado muy claro que él es el líder supremo indiscutible.

reconoció que el sector privado chino, que aporta alrededor del 60% del PIB y el 80% del empleo del país, había atravesado una mala racha

3 – Mi convicción de que Li se centraría en reactivar la economía se vio reforzada por el hecho de que su rueda de prensa pública de debut sólo duró unos 80 minutos, incluido el tiempo de interpretación, en comparación con los actos anuales celebrados en las últimas décadas por sus predecesores, que solían superar las dos horas. Sus predecesores, incluidos Li Keqiang y Wen, concedieron amplio tiempo a las preguntas sobre las relaciones de China con sus principales socios comerciales y estratégicos, como Estados Unidos, Rusia, Japón, Europa e incluso los países de la ASEAN.

En la rueda de prensa del lunes, sin embargo, Li dedicó poco tiempo a las relaciones internacionales y la diplomacia de China. En respuesta a la única pregunta sobre la diplomacia china y la relación entre China y Estados Unidos, Li dijo que no daría más detalles sobre la política de China hacia Estados Unidos, remitiendo a los periodistas a la rueda de prensa del ministro de Asuntos Exteriores, Qin Gang, un par de días antes, en la que Qin adoptó una postura dura contra Estados Unidos y advirtió de que la política de Washington hacia China podría llevar a ambos países a un posible conflicto.

En su lugar, adoptó un tono más conciliador y abordó brevemente la cuestión del desacoplamiento, uno de los muchos puntos conflictivos entre ambos países.

«Sé que en los últimos años, algunos en Estados Unidos han estado pregonando la idea de la desvinculación con China, pero me pregunto cuántas personas pueden beneficiarse realmente de este tipo de bombo y platillo», dijo.

https://hosting56220us-96570.webempresa.site/opinion/2022/12/24/por-que-china-tiene-una-crisis-artificial-tras-la-reapertura-repentina-de-covid/

«China y Estados Unidos están estrechamente entrelazados económicamente. Ambos nos hemos beneficiado del desarrollo del otro».

«China y Estados Unidos pueden y deben cooperar. Y son muchas las cosas que ambos países pueden lograr trabajando juntos. El cerco y la represión no benefician a nadie».

Todo ello ha puesto claramente de manifiesto su intención de mantener la atención centrada en reactivar la economía tras tres años de restricciones cero a los cóvidas.

Li dedicó poco tiempo a las relaciones internacionales y la diplomacia de China

4 – Ha intentado proyectar un estilo de gobierno proempresarial y pragmático. Citando sus experiencias locales en las provincias de Zhejiang y Jiangsu, donde el sector privado chino ha prosperado, ha comentado varias veces sus reuniones con empresarios privados y ejecutivos de multinacionales.

Li también subrayó la importancia de emprender viajes de campo para realizar investigaciones y estudios.

«Mi experiencia es que cuando uno se sienta en la oficina, ve muchos problemas, pero cuando se acerca a la gente, ve todo tipo de soluciones. Al fin y al cabo, las mentes más brillantes están entre la gente».

En definitiva, Li parece haber pulsado todos los botones adecuados para proyectar un estilo de gobierno proempresarial y pragmático.

 

 

Artículo republicado del medio Thought of the Day on China en el marco de un acuerdo entre ambas partes para compartir contenido. Link al artículo original:https://wangxiangwei.substack.com/p/chinas-new-premier-li-qiang-appeared

+ posts

Ex editor en jefe del South China Morning Post (SCMP). Tiene una maestría en periodismo y una licenciatura en inglés. Durante 20 años se desempeñó en el China Daily y fue corresponsal de la BBC China. Ahora reside en Beijing como asesor editorial del SCMP.

Buscá en Reporte Asia