El futuro de Indonesia: níquel y baterías

Níquel Indonesia

El gobierno de Indonesia busca posicionar a su país como un jugador clave en el mundo que viene: los autos eléctricos. Tiene la mayor reserva de níquel del mundo y promueve el desarrollo de una industria local para la producción de baterías apuntalada por empresas estatales.

Seguido por Filipinas, se estima que las reservas de níquel de Indonesia son superiores a las 21 millones de toneladas y su producción superó las 700 mil toneladas tanto en 2019 como en 2020, lo que los pone en el centro del debate mundial de baterías.

El país representa aproximadamente el 30% de la producción mundial de níquel y aproximadamente el 22% de las reservas mundiales y es fundamental para garantizar un suministro estable de materiales para baterías.Producción de níquel mundial

¿Por qué el níquel?

El níquel se ha vuelto cada vez más importante más allá de su uso tradicional en la fabricación de acero inoxidable, ya que el metal base es un componente clave en las baterías de iones de litio, incluido el tipo que se usa en los vehículos eléctricos (EV).

Como resultado del suministro inestable de cobalto, la tecnología de batería EV está disminuyendo su dependencia de ese metal y está pasando a las baterías NMC (níquel-cobalto-manganeso) y NCA (níquel-cobalto-aluminio). Se espera que esto conduzca a un aumento en la demanda de níquel.

Contenido de metales en baterías

Exportaciones de níquel en Indonesia

El gobierno indonesio ha comenzado con medidas restrictivas a las exportaciones de níquel sin valor agregado desde el año 2014, que han ido variando según las condiciones del mercado y las definiciones del propio poder ejecutivo.

Indonesia anunció en 2020 que prohibiría las exportaciones de mineral sin procesar para 2023 con el fin de estimular las industrias de fundición de mayor valor para el país, y que solo las compañías con instalaciones de refinación que cumplieran con sus cronogramas de construcción serían elegibles para permisos de exportación.

Filipinas es el principal exportador que reemplaza a Indonesia en momentos de restricciones.

Cuando se implementó la primera prohibición de exportación de mineral en 2014, Filipinas aumentó significativamente sus exportaciones a China, que derivó en un acercamiento de ambos países.

Pero las políticas agresivas del mayor productor mundial de níquel también han generado preocupación por el impacto negativo del nacionalismo de los recursos. Especialmente dentro de los principales grupos mineros con proyectos de níquel en Indonesia como PT Vale (Brasil) y Jinchuan Group (China). Aneka Tambang (empresa estatal de Indonesia) es uno de los beneficiados por las medidas del gobierno por los desarrollos en los que participa en conjunto con otras empresas estatales nacionales y con conglomerados regionales.

Desarrollo de la industria de baterías en Indonesia

Cuatro empresas estatales firmaron en 2021 un acuerdo de accionistas para la conformación y estructura de propiedad de Indonesia Battery Corp. (IBC). Estas empresas son el gigante petrolero Pertamina, la eléctrica estatal PLN, el holding minero MIND ID y la mencionada minera de níquel y oro Aneka Tambang.

Por su parte, IBC y un consorcio liderado por LG Group de Corea del Sur pronto comenzarán a construir una planta de baterías para vehículos eléctricos de 1.200 millones de dólares, según anunció el ministro de Inversiones de Indonesia. El sitio de construcción está cerca de donde otra empresa surcoreana, el fabricante de automóviles Hyundai Motor, está a punto de terminar su primera planta de fabricación en Indonesia.

El consorcio está compuesto por las unidades LG Energy Solution, LG Chem y LG International, así como por la siderúrgica surcoreana Posco y el productor chino de cobalto Huayou Holding.

Según consigna Nikkei, desde BASF con sede en Alemania hasta Sumitomo Metal Mining de Japón, las empresas extranjeras se apresuran a establecer instalaciones de procesamiento de níquel en Indonesia, ya que el país prohíbe las exportaciones de mineral en bruto. Sumitomo se vio afectado por las medidas restrictivas, dado que tiene un contrato de exclusividad con PT Vale, que a su vez cedió 20% de sus acciones a MIND ID.

Incluso Tesla ya ha dado señales claras al gobierno de Indonesia de no querer quedarse afuera en este nuevo proceso. Y, por su parte, Contemporary Amperex Technology (CATL) de China planea invertir $ 5 mil millones en una planta de baterías de litio en Indonesia.

Queda claro que el gobierno indonesio está tomando medidas proteccionistas en base a un recurso no renovable y, por demás, muy estratégico.

Ahora bien, no es nada nuevo este tipo de medidas.

Lo que se observa es el fortalecimiento de un proteccionismo que ya se venía aplicando durante la primera presidencia de Joko Widodo –y en cierta forma, en consonancia con las gestiones anteriores–.

Sin embargo la novedad está en esta forma de intervención más directa y activa con la creación de estas empresas estatales a fin de impulsar el sector industrial. Claramente, como toda política de esta naturaleza, tiene detractores y no nos referimos a las empresas mineras internacionales solamente, en su momento el principal rival del actual presidente, Prabowo Subianto, se oponía a un proteccionismo tan duro como el que se lleva a cabo hoy día.

Habrá que ver cómo es la respuesta del arco político a este tipo de medidas y cómo el contexto actual colabora para que pueda dar el resultado. Por lo pronto, el gobierno se siente confiado en que este tipo de medidas los dejará, no solo mejor parado en una economía global en situación de pandemia, sino también de cara a un futuro tecnológico no tan lejano.

Acerca del autor

Co Fundador ReporteAsia.com
https://www.linkedin.com/in/jmharan