Toyota cierra su planta histórica en São Bernardo, Brasil, tras 60 años de operación

Toyota Brasil

El gigante automovilístico japonés, Toyota, ha concluido las operaciones en su planta de São Bernardo, Brasil, esta semana. Fundada en 1962, la planta es la más antigua de la compañía fuera de Japón y ha sido testigo de la producción de modelos emblemáticos como el Land Cruiser «Bandeirante» y el Corolla, así como de albergar la sede administrativa de Toyota para Brasil y Sudamérica durante décadas.

Sin embargo, en los últimos años, las instalaciones se volvieron obsoletas, centrándose principalmente en la fabricación de piezas de repuesto. La producción principal se trasladó a las fábricas más modernas de Sorocaba (donde se fabrican el Yaris y el Corolla Cross) e Indaiatuba (Corolla Sedán). Toyota también mantiene una fábrica de motores en Porto Feliz.

Toyota planea reanudar su producción en plantas japonesas después del terremoto

La decisión de cierre afecta a 550 trabajadores de São Bernardo, quienes fueron ofrecidos con la opción de un «retiro voluntario» con indemnización por despido o la «reubicación» en una de las otras tres plantas de Toyota en Brasil.

El anuncio del cese de operaciones en São Bernardo fue realizado por el presidente global de la empresa, Akio Toyoda, a través de un video documental que narra la historia de la «primera fábrica de Toyota fuera de Japón». El material audiovisual resalta la contribución histórica de la planta, en particular en la producción del modelo «Bandeirante» y la prensa Komatsu de 1934, la cual estampó carrocerías de automóviles durante tres décadas antes de ser trasladada a Brasil. Ahora, la prensa será enviada de vuelta a Japón para su exhibición en un museo.

+ posts

Buscá en Reporte Asia