BYD Brasil y General Motors anuncian inversiones millonarias en el sector automotriz brasileño

El Presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, compartió a través de su cuenta de Twitter un importante encuentro con representantes de BYD Brasil, una destacada empresa de automóviles eléctricos. Durante la reunión matutina, se confirmó que BYD establecerá en Brasil su primera fábrica fuera de Asia.

En un gesto de colaboración, la empresa entregó en préstamo un automóvil eléctrico para el uso de la Presidencia de la República. Además, presentaron un informe detallado sobre el ambicioso plan de inversiones en Brasil, con un enfoque clave en la construcción de la fábrica de automóviles en Camaçari, Bahía.

Se proyecta que esta iniciativa genere más de 10.000 puestos de trabajo y supondrá una inversión de 3.000 millones de reales. Estas cifras no solo impulsarán la economía local, sino que también contribuirán significativamente a la producción de vehículos sostenibles, basados en energías limpias.

Lula da Silva expresó su entusiasmo respecto a la noticia, destacando que estas inversiones no solo construyen el futuro del país, sino que también refuerzan la posición de Brasil como receptor de inversiones que promueven prácticas económicas sostenibles.

¿Dónde reside la inversión China en América Latina y el Caribe?

General Motors se suma como fuerte inversor

El mismo día, en el Palacio de Planalto, Lula recibió al Presidente de General Motors International, Shilpan Amin. Durante el encuentro, ejecutivos de GM anunciaron la primera fase de un nuevo plan de inversiones en Brasil, que abarcará el período de 2024 a 2028, con un valor total de 7.000 millones de reales.

Las inversiones se dirigirán a mejoras sustanciales en la capacidad y condiciones de producción, así como al desarrollo tecnológico en áreas clave como vehículos eléctricos, energías renovables y control de contaminantes. Se espera que este ciclo de inversiones incremente la capacidad de abastecimiento del mercado mundial a partir de la producción brasileña.

Lula da Silva elogió el anuncio de las nuevas inversiones, destacando su alineación con las iniciativas de reindustrialización de su gobierno, como los programas «Nueva Industria Brasil» y «Nuevo PAC». También resaltó la posición de Brasil como líder en la transición energética global y subrayó el impacto positivo de las inversiones en producción y tecnología en el desarrollo y la inclusión social. Además, hizo hincapié en la resistencia de la democracia del país como un factor de estabilidad.

+ posts

Buscá en Reporte Asia