La Unión Africana en el G20: un salto geopolítico y económico para el continente

Unión Africana

Creada en 2002, la Unión Africana (UA) reúne a 55 países y representa el 20% del territorio mundial. El bloque regional se estrenará este año como miembro permanente del G20, ofreciendo nuevas perspectivas al grupo y reforzando la agenda de los países del Sur Global.

Hasta que la Unión Africana (UA) se incorporó al G20 como miembro permanente, Sudáfrica era el único miembro africano del grupo. La UA, que antes era una organización internacional invitada, obtuvo el estatus de miembro de pleno derecho en la cumbre del G20 celebrada en Delhi, India, a principios de septiembre de 2023.

La medida otorga al continente el mismo estatus que a la Unión Europea y a otros 19 países. Con 55 países miembros, el bloque representa alrededor del 20% del territorio mundial y alberga una población joven con un potencial productivo superior a la media de otros países.

Analúcia Danilevicz Pereira, profesora del departamento de Economía y Relaciones Internacionales de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul y coordinadora del Centro Brasileño de Estudios Africanos (Cebrafrica), señala que, mientras la población mundial envejece, se espera que la población joven de África se duplique de aquí a 2050. Esto no sólo supone una importante mano de obra potencial, sino también un crecimiento económico al alza.

La región posee el 60% de los activos mundiales de energías renovables y el 50% de los minerales esenciales para las tecnologías con bajas emisiones de carbono, lo que sitúa a África como una potencia emergente en la economía mundial.

Bloques regionales en el G20: más que cifras, retos y búsqueda de consenso

Desde el punto de vista económico, la Unión Africana tiene un importante PIB combinado de unos 3 billones de dólares, con abundancia de recursos naturales. La región posee el 60% de los activos mundiales de energías renovables y el 50% de los minerales esenciales para las tecnologías con bajas emisiones de carbono, lo que sitúa a África como potencia emergente en la economía mundial. Es la tercera región más poblada del mundo, por detrás de China e India.

La Unión Africana es una evolución de las primeras organizaciones políticas multilaterales africanas, la primera de las cuales fue la Organización para la Unidad Africana, creada en 1963 en el contexto del auge emancipador de la independencia de los países africanos. En 2002, la Organización para la Unidad Africana se transformó en la Unión Africana, una organización continental que integra a todos los países.

La Unión Africana en el G20 y su impacto en la gobernanza mundial

Bajo la presidencia brasileña, el G20 se enfrentará a retos relacionados con la reestructuración de la gobernanza mundial. La entrada de la Unión Africana en el G20 está en línea con este objetivo, proporcionando una voz más representativa a los países del llamado Sur Global. Analúcia Pereira subraya que la presencia africana puede desempeñar un papel crucial en la remodelación de la agenda económica mundial, ofreciendo nuevas perspectivas y enfoques.

Analúcia Pereira subraya que la presencia africana puede desempeñar un papel crucial en la remodelación de la agenda económica mundial, ofreciendo nuevas perspectivas y enfoques.
Destaca que la Unión Africana, al incorporarse al G20, tendrá que superar retos internos, como la unificación de agendas entre sus miembros, para poder influir eficazmente en las decisiones globales. Al mismo tiempo, la presencia de África en el G20 ofrece una oportunidad única para que el continente influya en las políticas económicas y financieras mundiales, reflejando sus necesidades y objetivos de desarrollo.

Para la investigadora, se trata de un importante avance geopolítico que, reafirma, «muestra una madurez y una posición que se reflejará también en la política exterior de estos jóvenes Estados pero, sobre todo, en una necesidad que producirá la entrada en el G20 y que tendrá que resolverse muy rápidamente, que es que la Unión Africana construya una agenda común».El investigador sostiene que la entrada de la Unión Africana en el G20 es un hito histórico que simboliza no sólo el reconocimiento de su potencial económico y demográfico, sino también su ascenso como actor influyente en la gobernanza global.

La región posee el 60% de los activos mundiales de energías renovables y el 50% de los minerales esenciales para las tecnologías con bajas emisiones de carbono, lo que sitúa a África como una potencia emergente en la economía mundial

En sintonía con los objetivos de la presidencia brasileña del G20, la Unión Africana tendrá la oportunidad de contribuir significativamente a la construcción de un orden económico mundial más equitativo y representativo. «La correlación de fuerzas dentro del G20 también se está renovando, y ahora tenemos una tendencia hacia nuevos alineamientos internacionales», afirma el coordinador de Cebrafrica.

«Estamos asistiendo a un nuevo equilibrio de fuerzas que se perfila con la entrada de la Unión Africana, que tendrá un peso que podría redefinir una agenda importante que concierne a temas queridos por los llamados países en desarrollo o del Sur Global», afirma. En una sinergia de agendas y prioridades, el sherpa de la Unión Africana, Albert Muchanga, cree que la experiencia africana en la lucha contra la desigualdad, el hambre y la pobreza puede ayudar a reforzar la propuesta brasileña de crear la Alianza Global contra el Hambre y la Pobreza.

«Apoyamos plenamente las prioridades presentadas por la presidencia brasileña porque tienen una relevancia directa para el continente africano. Tenemos que emprender la reforma de las instituciones políticas y financieras mundiales. Todas las agendas son muy importantes y África las apoyará», afirmó.

+ posts

Buscá en Reporte Asia