Japón gastará 164.700 millones de yenes en la Expo de 2025 en medio del escepticismo de la opinión pública

OSAKA

Se calcula que el gobierno japonés gastará 164.700 millones de yenes (1.160 millones de dólares) más de lo previsto en la Exposición Universal de 2025 en Osaka, en medio de la preocupación pública por los costes inflados del acontecimiento mundial.

Además del total, que incluye el gasto en actividades de licitación, se prevé que el gobierno central, las autoridades locales y el sector privado inviertan unos 9,7 billones de yenes en el desarrollo de infraestructuras para el evento.

Dado que los costes están superando las estimaciones iniciales, el gobierno creará un grupo de expertos externos para examinar si es apropiado seguir inyectando grandes cantidades de dinero de los contribuyentes en el proyecto.

De los 9,7 billones, 839.000 millones de yenes se destinarán a la construcción de infraestructuras para la exposición en el oeste de Japón, prevista del 13 de abril al 13 de octubre de 2025, como la carretera de acceso al recinto de Yumeshima, una isla artificial en la bahía de Osaka.

Los gastos también incluyen fondos asegurados para mejorar las carreteras y ríos asociados al evento en la zona y sus alrededores, a la que se espera que se unan unos 160 países y regiones.

Además, se destinarán unos 3,4 billones de yenes a proyectos de demostración en el evento, como los «coches voladores», según informó el gobierno.

El panel de expertos, que pondrá en marcha el Ministerio de Economía, Comercio e Industria, revisará los costes y gastos operativos cada tres meses, según el ministerio.

«Nos gustaría realizar comprobaciones periódicas y continuas de los costes de la exposición», declaró el ministro de Industria, Ken Saito, en una rueda de prensa celebrada el 19 de diciembre. «Revisaremos los costes constantemente para no causar cargas innecesarias al público».

Secretos de los castillos Samuráis con Jorge Orpianesi

El sentimiento público hacia el evento sigue siendo escéptico, ya que el gasto en el desarrollo del recinto casi se ha duplicado con respecto a la estimación anterior, hasta alcanzar los 235.000 millones de yenes, debido a los elevados costes de los materiales y la mano de obra. El coste total se repartirá a partes iguales entre el gobierno central, los gobiernos de la prefectura y la ciudad de Osaka, y la comunidad empresarial.

De los 9,7 billones, 839.000 millones de yenes se destinarán a la construcción de infraestructuras para la exposición en el oeste de Japón, prevista del 13 de abril al 13 de octubre de 2025, como la carretera de acceso al recinto de Yumeshima, una isla artificial en la bahía de Osaka

Alrededor de 35.000 millones de yenes se destinarán a la construcción del gran techo llamado Ring, una gigantesca estructura de madera donde los visitantes podrán resguardarse de los elementos, y que el ministro de Estado para la exposición ha calificado de «símbolo» del evento.

Pero los legisladores de la oposición han dicho que el techo es un despilfarro de dinero público, y uno de ellos lo ha descrito como «la sombrilla más cara del mundo».

Entre los diversos costes que asumirá el Estado, 78.300 millones de yenes se destinarán a la construcción de instalaciones en la sede, junto con hasta 36.000 millones de yenes para construir el pabellón de Japón, 24.000 millones de yenes para apoyar a los países en vías de desarrollo que participen y 3.800 millones de yenes para impulsar el evento en todo el país.

En una reciente encuesta realizada por Kyodo News, más del 49% de los encuestados afirmaron que la exposición debería reducirse, mientras que el 22,5% se mostró a favor de su cancelación y el 7,8% de su aplazamiento.

+ posts

Buscá en Reporte Asia