PowerChina culmina la obra del proyecto más grande de energía fotovoltaica en Chile

PowerChina

En un trabajo fundamental e histórico para la energía renovable en Chile, la planta fotovoltaica CEME1, desarrollada por PowerChina Chile, Renewable Energy, ha completado el montaje de sus paneles solares.

Ubicada cerca de María Elena en la región de Antofagasta, esta instalación de 480 MW es ahora la planta solar más grande del país, superando a la planta de Guanchoi de 398 MW operada por Enel Green Power Chile.

La planta CEME1, que se extiende sobre 435 hectáreas, es una muestra más del compromiso de Chile con la expansión de su huella de energía renovable. Consta de una impresionante matriz de 882,720 paneles solares, instalados por Randstad.

Este proyecto no solo aumenta la capacidad de energía limpia de la nación, sino que también establece un nuevo estándar en prácticas energéticas sostenibles.

PowerChina

Una de las características más notables de la planta CEME1 es su tecnología de limpieza en seco y la robotización de los paneles solares. Esta tecnología desarrollada por PowerChina reduce el consumo de agua en un asombroso 80% en comparación con instalaciones similares, abordando una de las preocupaciones ambientales críticas en la producción de energía solar.

Conectividad estratégica y construcción

La planta está estratégicamente conectada a una línea de transmisión de 9.6 kilómetros, que la integrará al Sistema Eléctrico Nacional en la Subestación Miraje. La construcción, que comenzó en junio de 2022, fue el resultado de los esfuerzos colaborativos de Generadora Metropolitana, una empresa conjunta entre AME de Chile y la multinacional francesa EDF. El desarrollo y montaje estuvo a cargo de PowerChina.

El proyecto, que fue parte de una importante iniciativa de financiación de 980 millones de dólares anunciada a finales de 2021, subraya el creciente interés y la inversión internacionales en energía renovable en América Latina.

En este marco, la finalización de la planta CEME1 es más que una simple adición al portafolio de energía renovable del país; representa un cambio hacia fuentes de energía más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente. Este desarrollo es particularmente significativo para Chile, un país que ha estado trabajando activamente para reducir su huella de carbono y combatir el cambio climático.

Podemos afirmar que este proyecto no solo refuerza la posición de Chile como líder en energía renovable en América Latina, sino que también sirve de inspiración para que otros países sigan su ejemplo en el esfuerzo global por adoptar soluciones energéticas más limpias y sostenibles.

+ posts

Buscá en Reporte Asia