El impacto transformador del China Railway Express

trenes

El China Railway Express (CR Express), un importante servicio de trenes de carga internacional, abarca China, Europa y países socios de la Iniciativa Belt and Road (BRI), ofreciendo nuevas posibilidades para el comercio colaborativo y sostenible.

Según China Railway Group Limited (CREC), de enero a abril, se operaron un total de 6,184 trenes de carga China-Europa, entregando 675,000 TEUs de mercancías, lo que marca un aumento interanual del 10 por ciento y del 11 por ciento respectivamente.

Durante más de una década de esfuerzos innovadores y pioneros, el emblemático proyecto de la BRI, que abarca 223 ciudades en 25 países europeos, ha completado más de 89,000 viajes hasta finales de abril.

Durante el período del primer trimestre, cinco trenes de carga China-Europa con horarios completos entre Xi’an y Duisburgo, Alemania, y Chengdu y Lodz, Polonia, han estado funcionando de manera estable semanalmente, con 16 puntos de retorno adicionales de trenes de carga China-Europa agregados en el extranjero para servir mejor a las necesidades diversificadas de los clientes globales.

Siguen las negociaciones por las represas en la Patagonia de la china Gezhouba

Fomentando la cooperación global y la prosperidad económica

Elogiado por la comunidad internacional, el servicio de transporte China-Europa no solo revitaliza la prosperidad de la antigua Ruta de la Seda, sino que también mejora el nivel de vida de las personas, sirviendo como un bien público vital para promover la cooperación beneficiosa para todos y la vitalidad económica en toda Eurasia y más allá.

El CR Express ha estados añadiendo continuamente nuevas líneas y ha ampliado su capacidad durante la última década, proporcionando al continente euroasiático corredores frescos de transporte terrestre y nuevos puentes para la cooperación económica y comercial, explicó Mao Ning, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China.

El servicio es altamente rentable, como lo señaló un análisis de la revista Foreign Policy a fines de enero, llamando a la BRI «un modelo para lo que cada nación necesita en una era de incertidumbre y perturbación en medio de la crisis del Mar Rojo», afirmando que «la solución a los golpes de suministro es más cadenas de suministro. Más cinturones, más carreteras».

En los últimos 10 años, a lo largo de las rutas del China-Europe Railway Express, se han agilizado los procesos de despacho de aduanas e inspección, se ha mejorado el entorno empresarial en los puertos de entrada y se han estandarizado las reglas y regulaciones para el transporte transfronterizo.

 

 

+ posts

Buscá en Reporte Asia