Exportaciones de Taiwán alcanzan récord en marzo

Las exportaciones de Taiwán aumentaron un 21,3 por ciento interanual en marzo, alcanzando un máximo histórico en torno a los 43.500 millones de dólares, mientras que las importaciones aumentaron un 20,3 por ciento, alcanzando una cifra en torno a los 38.850 millones de dólares.

El Ministerio de Finanzas de Taiwán atribuyó los buenos resultados a una economía global en recuperación y una demanda creciente de circuitos integrados impulsada por nuevas aplicaciones tecnológicas, así como por el aumento de los precios de las materias primas y la disminución de las interrupciones que afectan las cadenas de suministro globales.

Entre los principales artículos de exportación, los componentes y repuestos electrónicos registraron el mejor desempeño de la historia, con un aumento del 35,6 por ciento interanual, alcanzando una cifra en torno a los 18.240 millones de dólares estadounidenses.

A estos, les siguieron los productos de tecnología de la información y la comunicación con una cifra en torno a los 5.680 millones de dólares y los metales básicos con una cifra cercana a los 3.420 millones de dólares, lo que supone un 15,3 por ciento y un 23,1 por ciento más, respectivamente.

Santa Lucía busca reforzar sus relaciones con Taiwán

En el frente de las importaciones, las materias primas agrícolas e industriales aumentaron un 28,1 por ciento interanual, alcanzando un nuevo récord con una cifra en torno a los 28.470 millones de dólares estadounidenses, siendo los minerales y los componentes y piezas electrónicos representantes del 83 por ciento de la ganancia total.

China, incluyendo a Hong Kong, sigue siendo el principal destino de exportación de Taiwán con un 41,4 por ciento, seguido de EE. UU., con un 16 por ciento; los Estados miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, con un 15,7 por ciento; Europa, con un 8,1 por ciento; y Japón, con un 6,8 por ciento.

Taiwán sin embargo advirtió que las incertidumbres pueden frenar el impulso del crecimiento en la segunda mitad del año. Estos incluyen la escalada de la situación pandémica en China, el aumento de la inflación en todo el mundo y la invasión de Ucrania por parte de Rusia.