El crecimiento de la APEC se ralentizará en medio de incertidumbres y crisis

Foto: APEC

Según un nuevo informe de la Unidad de Apoyo a las Políticas de la APEC, se prevé que el crecimiento económico de la región se ralentice este año debido al aumento de la inflación, la prolongación de la guerra en Ucrania y el aumento de la incertidumbre, además del impacto continuado de la pandemia y las mutaciones del virus que están agotando los recursos.

La Unidad de Apoyo a las Políticas de APEC rebaja ahora su previsión de crecimiento del producto interior bruto (PBI) para la región al 2,5% en 2022, lo que supone una reducción respecto a su anterior previsión del 3,2%. La previsión de crecimiento para el próximo año también se ha rebajado, del 3,4% al 2,6%.

«La moderación económica prevista en APEC está en consonancia con las menores proyecciones para la economía mundial. A principios de esta semana vimos cómo el Fondo Monetario Internacional revisó a la baja su previsión del PIB mundial para 2022, pasando del 3,6% al 3,2%», dijo Rhea C. Hernando, investigadora principal de la Unidad de Apoyo a las Políticas.

«Las fuertes rebajas en el crecimiento económico de China y Estados Unidos, junto con una contracción prevista en Rusia, pesaron sobre las perspectivas de la región de la APEC».

Los precios mundiales de los alimentos y la energía aumentaron un 23% y un 60% respectivamente en junio, en comparación con el año anterior, lo que contribuyó a un aumento de la inflación en toda la región de APEC del 5,4% en el periodo de enero a junio de este año.

Se trata de la tasa de inflación más alta que se ha registrado en la región desde 2008, cuando alcanzó el 6,6% en el punto álgido de la crisis financiera mundial.

«La inflación no sólo es alta, sino que se está generalizando, lo que perjudica especialmente a los hogares pobres y a las pequeñas empresas», añadió Hernando.

«Esperamos que la inflación mundial siga siendo elevada durante el resto de este año y que luego se reduzca en 2023 a medida que surta efecto el agresivo endurecimiento monetario. La inflación podría volver a los niveles prepandémicos en 2024».

APEC lanza un marco colaborativo sobre resolución de disputas en línea para ayudar a pequeñas empresas

Sin embargo, existe el riesgo de que la inflación mantenga su impulso y siga siendo elevada durante un periodo más largo.

Según el análisis de la Unidad de Apoyo a las Políticas de la APEC, la prolongación de la guerra en Ucrania podría provocar otra ronda de perturbaciones de la oferta y de aumento de los precios, además de un mercado laboral ya tenso.

Se insta a las economías miembros a intensificar los esfuerzos de gestión de la crisis para suavizar el golpe de la inflación, las incertidumbres y las mutaciones del virus, especialmente para los más vulnerables. Las medidas para impulsar la vacunación siguen siendo vitales para evitar un resurgimiento de las infecciones.

La reducción de la inflación debe ser el objetivo inmediato de los gobiernos para ayudar a mantener el coste de la vida relativamente estable y reducir el riesgo de pobreza.

Las autoridades monetarias deben estar preparadas para utilizar las herramientas disponibles para reducir la inflación y comunicar claramente los cambios de política para anclar las expectativas de inflación, según el reciente informe.

«Unos tipos de interés más elevados frenarán la actividad económica y ahogarán el crecimiento económico», añadió Hernando. «Vemos la necesidad de que las economías miembros orienten su política fiscal hacia la mejora de los esfuerzos de generación de ingresos, como la recaudación eficiente de impuestos y el gasto público prudente para garantizar un espacio suficiente para ayudar a los vulnerables».

«Se necesita una cooperación más coordinada y coherente para mejorar la resistencia económica de la región a medio y largo plazo», explicó el Dr. Denis Hew, Director de la Unidad de Apoyo a las Políticas de APEC.

«Centrarse en la sostenibilidad y la inclusión podría preparar a la región para el futuro», dijo.

«Esto significa reforzar la conectividad de la región, proteger el medio ambiente y mitigar los efectos nocivos del cambio climático, abordar la brecha digital con normas actualizadas, así como con infraestructuras y competencias digitales mejoradas, y aumentar la participación de las mujeres en la economía».

«Aunque la APEC ya ha dado algunos grandes pasos iniciales para fortificar la resistencia de la región, las distintas economías miembros tienen condiciones económicas y prioridades de desarrollo diferentes. Ahora la clave es cooperar y traducir estos compromisos en acciones y las acciones en beneficios tangibles», concluyó.