Apoyo de Nueva Zelanda a los ataques contra los Houthis

Houthis

El ministro de Asuntos Exteriores de Nueva Zelanda, Winston Peters, y la ministra de Defensa, Judith Collins KC, han expresado el apoyo de Nueva Zelanda a los ataques contra objetivos Houthis en Yemen que amenazan la navegación comercial en el Mar Rojo.

«Los ataques apoyan la seguridad y el comercio internacionales, de los que dependen los neozelandeses», declaró el ministro de Asuntos Exteriores, Winston Peters.

Casi el 15% del comercio mundial fluye a través del Mar Rojo y el Canal de Suez. Las interrupciones de la cadena de suministro suponen costes más elevados para los consumidores neozelandeses y retrasos en la entrada y salida de mercancías de los mercados de Europa, Oriente Próximo y el Norte de África.

«Somos una nación comercial que depende del derecho marítimo internacional y del libre flujo de mercancías, y las acciones de los Houthi golpean el corazón de la seguridad nacional de Nueva Zelanda», afirma.

Los ministros afirmaron que los ataques militares del 12 de enero se produjeron tras claras advertencias.

Nueva Zelanda ofrece apoyo financiero para más propietarios desplazados

«Los ataques de los Houthi son ilegales, inaceptables y profundamente desestabilizadores. Nosotros y nuestros socios hemos hecho repetidos llamamientos para que cesen», declaró Peters.

«Los Houthis no han hecho más que intensificar sus ataques, como vimos el 10 de enero con el lanzamiento de nuevos drones y misiles contra buques mercantes. La respuesta de hoy es la consecuencia inevitable del desprecio de los Houthis por el derecho internacional, la paz y la estabilidad.»

Collins afirmó que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas también ha sido claro al respecto, exigiendo a los Houthis el cese inmediato de sus ataques.

Las interrupciones de la cadena de suministro suponen costes más elevados para los consumidores neozelandeses y retrasos en la entrada y salida de mercancías

«Se trata de un buen ejemplo de unión de la comunidad internacional para hacer frente a una grave amenaza a la seguridad internacional», declaró.

«Nueva Zelanda seguirá apoyando a sus socios en la defensa de la seguridad marítima en la región. Las fuerzas de defensa neozelandesas desempeñan desde hace tiempo, en nuestra zona económica exclusiva y en todo el mundo, un papel de apoyo a la seguridad marítima, que incluye la seguridad de las rutas marítimas y la protección de las tripulaciones civiles. La libertad de navegación es parte integrante de la seguridad nacional de Nueva Zelanda».

Nueva Zelanda se ha unido a una declaración con Australia, Bahréin, Canadá, Dinamarca, Alemania, Países Bajos, República de Corea, Reino Unido y Estados Unidos sobre la acción militar de hoy.

+ posts

Buscá en Reporte Asia