Lee Kang-in se disculpa por su pelea con Son Heung-min en la Copa Asiática

Lee Kang-in

En medio de la controversia sobre una disputa dentro de la selección nacional de fútbol surcoreana durante un torneo reciente, el mediocampista del Paris Saint-Germain, Lee Kang-in, se ha disculpado por su comportamiento.

Horas antes, la Asociación Surcoreana de Fútbol (KFA, por sus siglas en inglés) había confirmado informes de los medios británicos que decían que el capitán de Corea del Sur, Son Heung-min, sufrió una lesión en un dedo durante un enfrentamiento con Lee, en la víspera de la derrota del equipo nacional en las semifinales ante Jordania, en la Copa Asiática de la Confederación Asiática de Fútbol (AFC), la semana pasada.

«Se ha informado en los medios de comunicación que tuve una discusión con Son Heung-min antes de nuestro partido en las semifinales de la Copa Asiática. He causado una gran decepción a los aficionados que siempre apoyan a nuestro equipo nacional. Lo siento mucho», escribió Lee en su cuenta de Instagram. «Debería haber dado el ejemplo y haber escuchado a mis compañeros mayores. Me gustaría pedir disculpas a muchas personas que deben estar decepcionadas de mí».

La KFA informó que Lee, de 22 años, y algunos otros jugadores más jóvenes del equipo, abandonaron temprano la cena grupal para jugar tenis de mesa. Son, que veía la cena como una oportunidad para unir al equipo, no estuvo de acuerdo con su retirada y sufrió una lesión durante una pelea que ocurrió después.

Los conflictos internos dificultaron el partido

La historia cobró vida propia a medida que avanzaba el día. Fuentes familiarizadas con el incidente comentaron que cuando Son enfrentó a Lee, el jugador más joven le lanzó un puñetazo en respuesta, pero no acertó al capitán. Según las fuentes, el capitán del equipo nacional se dislocó el dedo cuando otros jugadores intentaron separarlos. De esta forma, Son disputó el partido contra Jordania el 6 de febrero con los dedos índice y medio de la mano derecha unidos por un vendaje.

Corea del Sur perdió el partido, por 2-0, sin poder poner fin a su sequía de 64 años de títulos en el principal torneo de la AFC. Siendo el número 23 en el ranking de la FIFA, el equipo no logró disparar a puerta en la sorpresiva derrota ante un equipo que se encuentra 64 puestos más abajo.

Las fuentes afirmaron que algunos miembros importantes del equipo, que en ese momento no incluían a Son, pidieron al director técnico Jürgen Klinsmann, después de la pelea, que mantuviera a Lee fuera de la alineación contra Jordania. No obstante, con el aval del entrenador, Lee jugó en el partido, pero no logró influir en el resultado.

El joven jugador explicó que entendía perfectamente el interés que los aficionados al fútbol tienen en él y también sus expectativas sobre sí mismo, y agregó que a partir de ahora ayudará a sus compañeros mayores e intentará convertirse en un mejor jugador y una mejor persona.

+ posts

Buscá en Reporte Asia