Tempura: qué es y cómo prepararlo para disfrutar en casa

tempura

El tempura es un plato japonés que integra mariscos, verduras o incluso algunos tipos de carne, recubiertos con una masa ligera y luego fritos en aceite vegetal hasta que estén crujientes. Se sirve comúnmente como aperitivo o como parte de un plato principal con arroz y sopa y es una opción deliciosa que destaca por su sabor y textura única.

La historia del tempura se remonta al período Edo en Japón, que abarca desde el siglo XVII hasta el siglo XIX. Se cree que la técnica de freír alimentos llegó al país a través de los misioneros y comerciantes portugueses que llegaban como visitantes en ese período.

La palabra «tempura» probablemente deriva del término portugués «tempero», que significa «condimento» o «salsa». Originalmente, el tempura se preparaba principalmente con mariscos y verduras, aunque hoy en día se pueden encontrar muchas variaciones con diferentes ingredientes.

En Japón, se sirve tradicionalmente con un tazón de arroz al estilo donburi o como parte de una comida kaiseki, que es una experiencia culinaria refinada que presenta una serie de platos elaborados con ingredientes frescos y estacionales. El tempura se come generalmente con una salsa de inmersión llamada «tentsuyu», que es una mezcla de dashi (caldo de pescado), salsa de soja, mirin (vino de arroz dulce) y azúcar. También se puede acompañar con sal o salsa de rábano picante rallado llamada «daikon oroshi».

Una receta práctica para preparar tempura

Ingredientes:

  • 1 taza de harina de trigo
  • 1 huevo grande
  • 1 taza de agua muy fría (puedes agregar cubitos de hielo)
  • Ingredientes para freír: verduras variadas (como pimientos, zanahorias, calabacines, brócoli), mariscos (camarones, langostinos, calamares), y/o trozos de pollo o pescado.
  • Aceite vegetal para freír
  • Salsa tentsuyu (opcional, pero recomendado para servir)

Prepara los ingredientes: Lava y corta las verduras en tiras delgadas o en trozos pequeños. Si estás utilizando mariscos o carne, asegúrate de que estén limpios y secos.

Haz la masa de tempura: En un tazón grande, bate el huevo ligeramente. Agrega la harina y el agua muy fría y mezcla hasta que estén combinados. Es importante no mezclar demasiado; debe haber grumos en la masa.

Calienta el aceite: Llena una sartén grande o una cazuela con suficiente aceite vegetal para sumergir los ingredientes de tempura. Calienta el aceite a fuego medio-alto hasta que alcance aproximadamente 180°C (350°F). Puedes probar la temperatura dejando caer un poco de masa en el aceite; debería burbujear y subir a la superficie rápidamente.

Prepara los ingredientes para freír: Pasa los ingredientes (verduras, mariscos o carne) por la masa de tempura para cubrirlos completamente.

Fríe el tempura: Con cuidado, coloca los ingredientes recubiertos en el aceite caliente. No sobrecargues la sartén; fríe los ingredientes en lotes si es necesario para evitar que se peguen. Fríe hasta que estén dorados y crujientes, aproximadamente de 2 a 3 minutos por cada lado.

Retira el tempura: Usa una espumadera para sacar los ingredientes del aceite y colócalos sobre papel de cocina para eliminar el exceso de grasa.

Sirve: Sirve el tempura caliente, preferiblemente justo después de freírlo. Puedes acompañarlo con salsa tentsuyu para mojar.

¡Disfruta de tu tempura casero!

+ posts

Buscá en Reporte Asia