Una estafa utilizando DeepFake hace perder 25 millones de dólares a una empresa de Hong Kong

DeepFake

Un profesional de las finanzas de una multinacional con sede en Hong Kong se vio envuelto en una estafa de 25 millones de dólares (200 millones de HK$), cuando unos estafadores utilizaron tecnología de deepfake para crear una falsa videoconferencia con el director financiero de la empresa, quien estaba en Londres.

El empleado de Hong Kong se unió a la videoconferencia que parecía incluir a su director financiero, aunque notó ciertas irregularidades que inicialmente levantaron sus sospechas. Sin embargo, al ver a otros colegas reconocidos en la llamada, se sintió más confiado, según informó la policía de Hong Kong.

El impostor, haciendo uso de una recreación artificial del director financiero, instó al empleado a realizar transferencias de dinero de manera cada vez más insistente. La víctima siguió las instrucciones dadas durante la llamada, transfiriendo finalmente fondos a cinco cuentas bancarias locales en un total de 15 transferencias.

Según lo revelado por la policía de la ciudad, los vídeos generados por inteligencia artificial fueron creados a partir de auténticas conferencias en línea. Además, para aumentar la credibilidad de la estafa, los estafadores utilizaron varias formas de comunicación, como WhatsApp, correo electrónico y videoconferencias individuales con miembros del personal de Hong Kong.

El superintendente jefe de la policía de la ciudad, Baron Chan Shun-ching, sugiere que el estafador pudo haber descargado vídeos previamente y luego utilizado inteligencia artificial para manipularlos y añadir voces falsas durante la videoconferencia.

La policía de Hong Kong dijo que, en casos anteriores, las víctimas de estafas fueron engañadas en videollamadas individuales. Esta vez, en una videoconferencia con varias personas, resulta que todos los que ves son falsos, y añadió que los estafadores eran capaces de generar representaciones convincentes de las personas objetivo que parecían y sonaban como las personas reales.

La tecnología Deepfake fue noticia el mes pasado, después de que se difundieran en las redes sociales imágenes falsas de contenido sexual de la superestrella del pop Taylor Swift.

Aunque no se tiene certeza sobre todos los detalles de la llamada, se presume que algunos de los participantes podrían haber sido generados por inteligencia artificial. La verdadera naturaleza del incidente sólo se reveló cuando la víctima se puso en contacto con la sede central de la empresa.

Este incidente, catalogado como la primera estafa por videoconferencia deepfake en Hong Kong por el medio de comunicación local The Standard, destaca la creciente sofisticación de las estafas en línea y la necesidad de una mayor vigilancia y medidas de seguridad en entornos empresariales.

+ posts

Buscá en Reporte Asia