En Corea del Sur, algunos doctores en prácticas en huelga regresan a los hospitales

huelga

El segundo viceministro de Salud y Bienestar Social surcoreano, Park Min-soo, informó que algunos doctores en prácticas han regresado a sus lugares de trabajo en medio de la prolongada huelga de doctores internos y residentes, la cual protesta contra el plan gubernamental de aumentar el número de estudiantes de medicina.

Park no proporcionó detalles sobre la cantidad de doctores en prácticas que han vuelto a los hospitales, pero mencionó que «aunque no muchos, un grupo pequeño de doctores en prácticas ha regresado».

No está claro por qué algunos doctores en prácticas han vuelto a sus labores, pero informes de los medios sugieren que algunos enfrentaron dificultades financieras debido a la huelga, que comenzó a finales de febrero.

Perspectivas sobre la huelga médica

El viceministro también reiteró su llamado para que los doctores en prácticas vuelvan a sus puestos y atiendan a los pacientes, argumentando que «no se gana nada» con la acción colectiva.

Previamente, Park había dicho a los periodistas que el Gobierno no anticipaba interrupciones significativas en los servicios médicos, aunque profesores de medicina se tomaran un día libre a la semana en solidaridad con los doctores en prácticas.

Los profesores de medicina de centros como el Centro Médico Asan y el Hospital St. Mary’s de Seúl decidieron tomarse un día libre, citando fatiga debido a la prolongada huelga de los doctores en prácticas.

Algunos profesores de otros centros médicos también suspendieron cirugías y tratamientos ambulatorios durante un día a la semana.

Otros hospitales regionales también participaron en la medida, aunque los centros médicos señalaron que no habían programado tratamientos ambulatorios para todo el día.

Corea del Sur reduce el nivel de advertencia del COVID-19 al más bajo

Repercusiones de la protesta

Desde el 20 de febrero, aproximadamente 12.000 doctores en prácticas han dejado sus puestos de trabajo en protesta por el plan del Gobierno de aumentar en 2.000 el número de estudiantes de medicina, lo que ha resultado en retrasos en tratamientos médicos y limitaciones en el tratamiento de pacientes críticos en algunas salas de urgencias.

Aunque se ha lanzado oficialmente un comité presidencial para abordar el conflicto, los doctores lo han boicoteado.

El Gobierno ha manifestado su disposición al diálogo individual con la comunidad médica, pero los doctores de la Asociación Médica de Corea del Sur (KMA, por sus siglas en inglés) han enfrentado dificultades para establecer un órgano unificado que los represente.

El viceministro mencionó que se ha dejado espacio para la KMA y los doctores en prácticas en el comité de reforma médica, y que están dispuestos a conversar «en cualquier momento, sin restricciones formales».

Por otro lado, las universidades locales han finalizado sus decisiones de aumentar la cuota combinada de admisión a las facultades de medicina para el próximo año en alrededor de 1.500 plazas, menos de las 2.000 inicialmente permitidas por el Gobierno.

Este ajuste se produjo después de que el Gobierno autorizara a las escuelas a ajustar de manera flexible sus respectivas cuotas de admisión para el próximo año, dentro de un rango del 50 al 100 por ciento de las cuotas recientemente asignadas.

 

+ posts

Buscá en Reporte Asia