Kishida visita Latinoamérica y gana impulso el posible TLC entre Mercosur y Japón

Kishida

El interés por un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre el Mercado Común del Sur (Mercosur) y Japón ha cobrado fuerza luego de la reciente gira del primer ministro japonés, Fumio Kishida, por la región, que incluyó encuentros oficiales en Brasil y Paraguay.

Durante su estancia en Brasil, Kishida se reunió con el presidente Lula Da Silva, expresando su voluntad de fortalecer las relaciones con el bloque regional y llevar la cooperación económica a un nuevo nivel. En respuesta, el presidente Lula solicitó un equilibrio en las relaciones comerciales y abogó por la apertura del mercado japonés a la importación de carne brasileña, actualmente restringida por cuestiones sanitarias.

Posteriormente, el primer ministro japonés visitó Paraguay, donde se reunió con el presidente Santiago Peña, quien expresó un ferviente deseo de avanzar hacia un TLC con Japón. Este posible acuerdo cobra relevancia en medio de otros acuerdos recientes, como el firmado con Singapur y el que se encuentra en negociación con los Emiratos Árabes Unidos, mientras que el acuerdo Mercosur-Unión Europea aún está en proceso.

Santiago Peña afirmó: «Estamos decididos a integrarnos al mundo de la mano de nuestros aliados y vemos a Japón como un aliado muy importante». Además, Kishida destacó las expectativas de los empresarios japoneses sobre las oportunidades de inversión en Paraguay y subrayó la importancia de Paraguay como un socio indispensable para Japón.

Japón y Corea del Norte: un posible encuentro y un desafío diplomático

Durante su visita a Paraguay, el primer ministro japonés también se reunió con la comunidad Nikkei, que ha desempeñado un activo papel en el país durante 88 años. Kishida expresó su gratitud hacia la hermandad entre ambos países y destacó las contribuciones de la comunidad Nikkei en diversos ámbitos, como la política, el comercio y la ingeniería.

El primer ministro anunció la continuación de programas de capacitación, envío de voluntarios y enseñanza del idioma japonés, así como el lanzamiento de un nuevo programa de intercambio para América Latina y el Caribe, con el objetivo de intercambiar aproximadamente 100 personas en los próximos tres años.

Kishida también reconoció las contribuciones de los inmigrantes japoneses a la producción agrícola en Paraguay, destacando su papel en la introducción de cultivos como la soja y el trigo, que han contribuido a la autosuficiencia del país y lo han convertido en uno de los principales exportadores de estos productos a nivel mundial.

+ posts

Buscá en Reporte Asia