La aprobación del Gobierno japonés cae nuevamente

GOBIERNO JAPONÉS

Los escándalos de estos días en Japón han calado en el respaldo al primer ministro de Japón, Fumio Kishida, cayendo 5 puntos en un mes y se situándose en un nuevo mínimo histórico de la legislatura del 16 por ciento.

El índice de rechazo a la gestión de Kishida llega ya al 79 por ciento, situándose en números históticos. El dato supone además el mínimo desde que el histórico Partido Liberal Democrático (PLD) recuperara el poder, en 2012.

El estudio se basa en entrevistas realizadas entre el 16 y el 17 de diciembre. Un segundo sondeo elaborado por el periódico especializado en economía ‘Nikkei’ sitúa el apoyo de Kishida en el 26 por ciento, 4 puntos menos que el mes pasado. Uno de los principales motivos de este descenso es el escándalo económico del PLD, que informó de unos ingresos menores a los reales en actos de campaña. Kishida ha destituido a cuatro ministros la última semana por su implicación en este caso, por el que se investiga el origen de 500 millones de yenes (unos 3,2 millones de euros) recaudados en cinco años. Fiscales de Tokio han comenzado ya a citar a declarar voluntariamente a diputados del PLD, según la prensa nipona.

Los primeros ministros de Vietnam y Japón se reúnen en Tokio

El 67 por ciento de los encuestados en el estudio del diario japonés ‘Nikkei’ consideran que el primer ministro es el responsable de estas irregularidades, mientras que el 28 por ciento no está de acuerdo. El propio PLD se ha visto afectado por el escándalo y su intención de voto ha caído al 26 por ciento.

El índice de rechazo a la gestión de Kishida llega ya al 79 por ciento, situándose en números históticos. El dato supone además el mínimo desde que el histórico Partido Liberal Democrático (PLD) recuperara el poder, en 2012

El estudio se basa en entrevistas realizadas entre el 16 y el 17 de diciembre. Un segundo sondeo elaborado por el periódico especializado en economía ‘Nikkei’ sitúa el apoyo de Kishida en el 26 por ciento, 4 puntos menos que el mes pasado.

Fiscales de Tokio han comenzado ya a citar a declarar voluntariamente a diputados del PLD, según la prensa nipona.

Todo ello se suma al escándalo desatado por los vínculos entre responsables del Gobierno japonés y la Iglesia de la Unificación que salieron a la luz después del magnicidio del ex primer ministro Shinzo Abe.

+ posts

Buscá en Reporte Asia