Toyota ajusta sus planes de producción globales por escasez de partes

Toyota planta de producción

Debido a la escasez de ciertas partes causada por la propagación de COVID-19 en el Sudeste Asiático, Toyota está haciendo más ajustes a sus operaciones de producción para septiembre y está revisando los planes de producción para octubre.

En cuanto a septiembre, se suma al ajuste de operaciones de producción anunciado el 19 de agosto. La empresa anunció disculpas oficiales a clientes y proveedores por cualquier inconveniente que puedan ocasionar estos cambios.

El volumen de producción global afectado por estos ajustes será de aproximadamente 70.000 unidades (40.000 unidades en el extranjero y 30.000 unidades en Japón) para septiembre y 330.000 unidades (180.000 unidades en el extranjero y 150.000 unidades en Japón) para octubre, en comparación con el plan de producción de agosto.

El futuro del “enfoque Toyota” para la fabricación de automóviles

Con respecto al pronóstico de producción de todo el año para el año fiscal que finaliza el 31 de marzo de 2022, Toyota está ajustando el volumen esperado a 9 millones de unidades debido al impacto del recorte de producción, por debajo del pronóstico de 9,3 millones de unidades.

Aunque las perspectivas para noviembre y más allá no son claras, la demanda actual sigue siendo muy fuerte. Como resultado, el plan de producción para noviembre y posterior se asume que se mantendrá según el plan anterior.

Toyota está ajustando el volumen esperado a 9 millones de unidades debido al impacto del recorte de producción

Las razones claves para el ajuste de la producción incluyen una disminución en las operaciones en varios proveedores locales debido a la propagación prolongada de COVID-19 en el Sudeste Asiático y el impacto de suministros de semiconductores más ajustados.

Aunque las plantas de Toyota y sus proveedores están tomando rigurosas medidas de cuarentena y vacunación en respuesta a la pandemia en el Sudeste Asiático, la propagación de las infecciones por COVID-19 sigue siendo impredecible, lo que dificulta el mantenimiento de las operaciones debido a los cierres en varios lugares, y se está trabajando para transferir producción a otras regiones.

Con respecto a los ingresos operativos de todo el año, no hay cambios en el pronóstico de 2,5 billones de yenes anunciado en el resumen de resultados financieros del primer trimestre del año fiscal 2022 en agosto.