Receta del roujiamo: la hamburguesa china que deleita paladares en las calles asiáticas

roujiamo

Conocido como hamburguesa china, el roujiamo es un popular alimento callejero en el país asiático.

El pan utilizado, llamado «mo» en chino, está hecho de masa de harina de trigo y generalmente se hornea. La carne para el relleno se cocina durante horas en una sopa que contiene especias y condimentos y luego se pica o se desmenuza. Dependiendo de la región, se utiliza cerdo, res o cordero.

El roujiamo es apreciado por su sabor sabroso y su textura jugosa. Es una opción popular para el almuerzo o la cena rápida entre los lugareños y los visitantes por igual y se puede encontrar en muchos puestos callejeros y restaurantes en China.

Los ingredientes necesarios para preparar esta deliciosa comida

Para la masa del pan:

  • 500g de harina de trigo
  • 300ml de agua tibia
  • 5g de levadura seca activa
  • Una pizca de sal

Para el relleno de carne:

  • 500g de carne de cerdo (o carne de res, si prefieres)
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharadas de salsa hoisin
  • 2 cucharadas de vino de arroz (o jerez)
  • 2 cucharadas de azúcar morena
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 trozo de jengibre fresco, rallado
  • Sal y pimienta al gusto

Primero hay que preparar la masa del pan: en un tazón grande, mezclar la harina, la levadura seca activa y la sal. Agregar el agua tibia gradualmente y amasar hasta obtener una masa suave y elástica. Cubrir el tazón con un paño limpio y deja reposar la masa durante aproximadamente 1 hora, o hasta que duplique su tamaño.

Mientras tanto, preparar el relleno de carne: cortar la carne en trozos pequeños y mezclarla con la salsa de soja, la salsa hoisin, el vino de arroz, el azúcar morena, la sal y la pimienta. Dejar marinar la carne durante al menos 30 minutos.

Calentar el aceite en una sartén grande a fuego medio-alto. Agregar el ajo picado y el jengibre rallado y saltear hasta que estén fragantes. Agregar la carne marinada y cocinar hasta que esté dorada y cocida por completo.

Luego, dividir la masa en pequeñas bolas del tamaño de un puño y aplastarlas para formar panecillos planos y redondos. Cocinar los panecillos en una sartén caliente durante unos minutos por cada lado, hasta que estén dorados y cocidos.

Para servir, cortar los panecillos por la mitad y rellenarlos con la carne estofada caliente.

Esta receta básica puede adaptarse según tus preferencias personales. Puedes agregar ingredientes adicionales al relleno de carne, como cebolla, zanahoria o pimiento, para darle más sabor.

+ posts

Buscá en Reporte Asia