El ADB brinda apoyo a los desplazados de Myanmar en Bangladesh

El Banco Asiático de Desarrollo (ADB) ha aprobado una subvención de 41,4 millones de dólares para ayudar a mejorar las infraestructuras y gestionar las necesidades básicas de los desplazados de Myanmar refugiados en el distrito de Cox’s Bazar, en Bangladesh.

La subvención constituye la segunda fase del Proyecto de Asistencia de Emergencia en curso del ADB, una subvención de 100 millones de dólares aprobada en 2018.

«La nueva ayuda reforzará la resiliencia contra el COVID-19 y cualquier pandemia futura mediante la ampliación de las instalaciones sanitarias y la mejora del suministro de agua y el saneamiento», dijo el director de país del ADB para Bangladesh, Edimon Ginting.

«Los centros de refugio para catástrofes, las instalaciones sanitarias, la mejora del suministro de agua y el saneamiento, y la mejor gestión de los residuos que se proporcionarán con la ayuda del ADB, reducirán los riesgos de catástrofe y atenderán las necesidades humanas básicas de la población del campamento hasta su repatriación.»

La subvención aprobada hoy permitirá construir 200 instalaciones de agua y saneamiento y tres de gestión de residuos sólidos, así como establecer un sistema de suministro de agua por tuberías en Ukhiya.

Entre otras cosas, mejorará cuatro instalaciones de atención sanitaria para la infección respiratoria aguda grave, ampliará seis centros de atención primaria y de diagnóstico en Teknaf, mejorará las competencias de los trabajadores sanitarios del distrito de Cox’s Bazar y construirá un centro de aislamiento polivalente resistente a los desastres para ayudar en la respuesta al COVID-19.

El distrito de Cox’s Bazar se encuentra en la parte sureste de Bangladesh, que es muy susceptible a los desastres provocados por peligros naturales.

Para reforzar la resistencia a los desastres y ayudar a proteger a las personas desplazadas, se construirán seis refugios para ciclones en escuelas primarias locales y un refugio para ciclones polivalente, que también funcionará como centro de aislamiento de COVID-19.

Además se mejorarán unos 13 kilómetros (km) de caminos rurales de acceso a las instalaciones del campamento.

Además de la nueva ayuda en forma de subvención, el ADB ha aprobado hoy un préstamo en condiciones favorables de 30 millones de dólares para rehabilitar un tramo de 30,76 km de la Carretera Nacional-1 con el fin de mejorar el transporte de ayuda y bienes esenciales entre Teknaf y Cox’s Bazar.

La mejora de la carretera facilitará las actividades económicas y la generación de ingresos en la región, beneficiando tanto a los desplazados de Myanmar refugiados en los campamentos como a la comunidad de acogida.

Hasta ahora, el apoyo del ADB ha proporcionado agua potable, instalaciones de baño, centros de distribución de alimentos y refugios contra catástrofes que han beneficiado a más de 1,2 millones de personas en los campamentos y las comunidades de acogida.

La seguridad en los campamentos también ha mejorado gracias a las farolas solares y los pararrayos. Las carreteras, pasarelas y puentes dentro de los campamentos mejoraron la gestión general de los mismos, así como la distribución de alimentos y otros servicios.