La aduana de Hong Kong detiene un contrabando de más U$D 50 millones

Hong Kong
Las mercaderías confiscadas por la aduana de Hong Kong

El Servicio de Aduanas de Hong Kong montó una operación contra el contrabando en las aguas occidentales de Hong Kong y detectó un caso en el que se sospechaba que se utilizaba el espacio estructural de un buque de comercio fluvial para ocultar mercancías de contrabando en las aguas de Black Point.

Como resultado se incautó un gran lote de mercancías de presunto contrabando con un valor total de mercado estimado en unos 50 millones de dólares, que incluía productos electrónicos, alimentos de alto valor, productos cosméticos, entre otros.

Durante una operación contra el contrabando marítimo llevada a cabo ayer por la tarde en las aguas mencionadas, los funcionarios de aduanas interceptaron una embarcación de comercio fluvial que se dirigía a aguas continentales.

Hong Kong promueve oportunidades de negocios en Medio Oriente y Europa

Tras la inspección, los agentes encontraron en la cámara de lastre del buque fluvial un lote de productos sospechosos de contrabando, entre los que se encontraban teléfonos móviles, tabletas, unidades centrales de procesamiento, circuitos integrados, nidos de pájaro, mandíbulas de pescado secas, caballitos de mar secos, pepinos de mar secos, aletas de tiburón secas, productos cosméticos y cigarros.

Hong Kong

Durante la operación, los funcionarios de aduanas que se encontraban a bordo del buque detuvieron a seis hombres, de entre 30 y 40 años, presuntamente relacionados con el caso.

La investigación está en curso. No se descarta la posibilidad de nuevas detenciones.

La aduana de Hong Kong insistió en en que mantendrá su acción de control y seguirá combatiendo ferozmente las actividades de contrabando marítimo aplicando activamente estrategias de gestión de riesgos y de aplicación de la ley basadas en la inteligencia, junto con la organización de operaciones selectivas de lucha contra el contrabando en los momentos adecuados para asestar un sólido golpe a las actividades pertinentes.

El contrabando es un delito grave. En virtud de la Ordenanza de Importación y Exportación, toda persona declarada culpable de importar o exportar cargas no declaradas puede ser condenada a una multa máxima de 2 millones de dólares y a una pena de prisión de siete años.

 

Acerca del autor

Colaborador en ReporteAsia