Grupo Ruiz: liderando la revolución tecnológica en la agroindustria argentina  

Grupo Ruiz

Para el Grupo Ruiz, un holding empresarial fuertemente arraigado en la agroindustria del Noroeste Argentino (NOA), la incorporación de tecnología de vanguardia ha sido la clave para optimizar sus operaciones, asegurar un crecimiento sostenible e impulsarse hacia el liderazgo en la región. 

Desde sus humildes inicios en 1994, dedicada a la producción y exportación de porotos negros y otros granos, el grupo ha logrado posicionarse como un referente en la adopción de las más avanzadas innovaciones tecnológicas aplicadas al agro.

La búsqueda constante de la optimización en todos los procesos productivos es un objetivo primordial para Grupo Ruiz, especialmente ante los desafíos que plantea el cambio climático. Los patrones meteorológicos cada vez más erráticos, con temperaturas extremas, sequías prolongadas, inundaciones repentinas y otras manifestaciones de la crisis climática global, representan una importante amenaza para los cultivos y la seguridad alimentaria de la región. Es aquí donde la tecnología aparece como un aliado, ofreciendo soluciones que permiten a los productores seguir generando alimentos pese a la adversidad climática.

Gracias a la implementación de sistemas de predicción meteorológica y a sofisticadas herramientas de análisis de big data, Grupo Ruiz puede optimizar de forma milimétrica los calendarios de siembra, cosecha, riego y otras tareas clave, reduciendo los riesgos asociados al cambio climático. Estos avanzados modelos predictivos, alimentados por una cantidad de datos históricos y en tiempo real, permiten pronosticar con gran precisión la llegada de condiciones atmosféricas adversas con semanas de anticipación.  

De esta manera, Grupo Ruiz puede tomar decisiones oportunas, ajustando sus planes de producción para minimizar la exposición de los cultivos a fenómenos como olas de calor, sequías, inundaciones y tormentas severas. Además, estos sistemas cuentan con funciones de alerta temprana que advierten a los equipos técnicos cuando se pronostican peligros inminentes, permitiendo activar planes de contingencia y salvaguardar cultivos, instalaciones y equipos.

30 años de innovación: el viaje de Grupo Ruiz en la agroindustria argentina

Automatización y robótica de vanguardia  

Pero la integración tecnológica en Grupo Ruiz va más allá del campo, adentrándose en el terreno de la automatización y la robótica aplicadas a la agroindustria. La implementación de tecnologías de automatización está transformando la forma en que se llevan a cabo las operaciones agrícolas en todas las empresas, aportando una mayor eficiencia, reduciendo los costos de mano de obra y elevando los niveles de calidad.

En este sentido, la agricultura de precisión se encuentra a la vanguardia de la revolución tecnológica. Esta práctica implica el uso integrado de sistemas de posicionamiento global (GPS) de alta precisión, sensores de última generación como espectrómetros, y herramientas de análisis de macrodatos para optimizar cada fase de los procesos de siembra, riego, aplicación de fertilizantes e insecticidas, y cosecha.

Al permitir una aplicación automatizada de recursos esenciales, la agricultura de precisión minimiza al máximo el despilfarro y maximiza el rendimiento y la calidad de los cultivos. Esto no sólo redunda en importantes ahorros de costos, sino que también contribuye a la sustentabilidad ambiental al reducir drásticamente el uso de productos químicos que pueden contaminar los suelos y las fuentes de agua.  

La maquinaria agrícola automatizada, es otro pilar fundamental de la estrategia tecnológica de Grupo Ruiz. Al minimizar el error humano y ser capaces de operar durante las 24 horas del día con mínima intervención, estos equipos de vanguardia se han convertido en herramientas indispensables para las operaciones de la empresa.

El rol de Grupo Ruiz en la transformación del sector agroindustrial 

El Internet de las Cosas en la agroindustria  

Otra tecnología que Grupo Ruiz ha integrado con éxito a sus operaciones es el Internet de las Cosas (IoT). Este ha permitido la incorporación de numerosos sensores y dispositivos interconectados en toda la infraestructura agroindustrial del holding, desde los campos de cultivo hasta las plantas de procesamiento, los centros de acopio y distribución y el transporte de la producción.  

En todos sus predios agrícolas, Grupo Ruiz ha desplegado una red de estaciones meteorológicas automatizadas y sensores de suelo conectados al IoT. Estos dispositivos recopilan datos en tiempo real sobre variables críticas como la temperatura, la humedad relativa, la radiación solar, la velocidad y dirección del viento, los niveles de precipitación, la humedad del suelo, la conductividad eléctrica y muchos otros parámetros esenciales. 

Esta información es luego transmitida de forma inalámbrica y centralizada en plataformas de gestión a las que los equipos técnicos y agrónomos pueden acceder de forma remota a través de aplicaciones móviles.

Esta cantidad de macrodatos provenientes del IoT, integrada con la información recolectada por drones, las imágenes satelitales y otros sistemas, permite a Grupo Ruiz tomar decisiones de manejo agronómico en tiempo real de lo que está ocurriendo en cada lote o parcela. 

La infraestructura IoT de Grupo Ruiz no se limita a las áreas de cultivo, sino que se extiende a todas las facetas de la cadena de valor agroindustrial. En las plantas de procesamiento y acopio, sensores conectados monitorean continuamente variables como la temperatura, y otros parámetros para garantizar la calidad e inocuidad de los granos y otros productos durante las etapas de almacenamiento, procesado y empaque.

La visión integral del Internet de las Cosas que ha implementado Grupo Ruiz a lo largo de toda su cadena de valor le brinda una ventaja competitiva al permitirle operar con niveles de eficiencia, productividad, trazabilidad y sustentabilidad en toda la agroindustria del NOA y a nivel nacional. 

Grupo Ruiz

Agricultura 4.0: El futuro de Grupo Ruiz

La denominada agricultura 4.0 o agricultura inteligente representa el siguiente salto en la aplicación de tecnologías al sector agroindustrial. Se trata de un concepto que integra el Internet de las Cosas, la robótica avanzada, la inteligencia artificial, los macrodatos, el análisis predictivo, la realidad aumentada, la fabricación aditiva y muchas otras innovaciones de la llamada “Cuarta Revolución Industrial”.

Para Grupo Ruiz, sumergirse en la agricultura 4.0 es una prioridad de cara al futuro. La empresa ya se encuentra trabajando pruebas de concepto con algunas de estas tecnologías, con miras a integrarlas en todas sus operaciones en el corto y mediano plazo.

Algunos de los proyectos más visionarios de  la agricultura 4.0 incluyen el despliegue de grandes flotas de drones completamente autónomos para la realización de tareas como el monitoreo de cultivos, la detección de plagas y enfermedades y hasta la cosecha en los campos.

Asimismo, la industria hoy en día se encuentra explorando la aplicación de la fabricación aditiva o impresión 3D para la producción descentralizada de piezas y repuestos para la maquinaria agrícola directamente en los campos. Esto permitirá reducir drásticamente los tiempos de inactividad por averías y fallas de equipos.

En las plantas de procesamiento y centros de distribución, se proyecta implementar sistemas avanzados de visión artificial y realidad aumentada para el monitoreo automatizado de la calidad, así como la incorporación de maquinaria colaborativa que trabajen mano a mano con los operarios en tareas como el empaque, paletizado, estibaje y otras actividades de la cadena logística.

Pero sin duda, uno de los pilares fundamentales de la estrategia 4.0 de la agroindustria será el análisis predictivo impulsado por técnicas de inteligencia artificial y aprendizaje automático o machine learning. Al integrar los volúmenes de datos generados por los sistemas de agricultura de precisión, el Internet de las Cosas, las imágenes de drones y satélites, y otras fuentes, los algoritmos de análisis predictivo serán capaces de modelar y pronosticar con alta precisión el comportamiento de los cultivos, el impacto de las variables ambientales, e incluso los rendimientos finales.

Esta capacidad predictiva a nivel de parcela e incluso de surco individual representará una herramienta sin precedentes para la toma de decisiones agronómicas fundamentadas, permitiendo optimizar al máximo el uso de insumos, minimizar el impacto ambiental y maximizar la rentabilidad de sus operaciones agroindustriales.

Si bien falta bastante para poder hacer realidad esta visión en el Noroeste Argentino, en una planificación de largo plazo, la agricultura inteligente o 4.0 se consolidará como el paradigma dominante en todas las empresas agroindustriales, elevando la productividad, eficiencia y sustentabilidad. Se espera que Grupo Ruiz siga liderando la revolución tecnológica en la agroindustria del NOA, afianzándose como un jugador clave a nivel nacional e internacional en la carrera por alcanzar la seguridad alimentaria de forma ambientalmente responsable.

+ posts

Colaboradora en ReporteAsia.

 

Buscá en Reporte Asia