Tencent acelera las recompras de acciones en respuesta a las nuevas regulaciones chinas

Tencent

Tencent Holdings, una de las empresas más valiosas de China, llevó a cabo recompras de acciones por un monto récord de 1.300 millones de dólares estadounidenses. La compañía intensificó aún más sus esfuerzos este mes tras la implementación de nuevas normativas por parte del regulador chino del juego. Estas regulaciones inesperadas generaron una considerable venta masiva en el sector tecnológico, provocando un descenso del 12% en las acciones de Tencent el 22 de diciembre.

Ante la caída de sus acciones, Tencent ha aumentado significativamente sus compras diarias, llegando a alrededor de los 130 millones de dólares. Esto representa un marcado incremento respecto a la media diaria de 50 millones de dólares del año anterior, antes de las restricciones sobre el juego. La empresa ha mantenido este ritmo, desembolsando 390 millones de dólares estadounidenses solo esta semana.

Las nuevas normativas, que incluyen límites de gasto en juegos y la prohibición de recompensas por inicio de sesión frecuente, generaron preocupación sobre posibles medidas adicionales en el ámbito de Internet, similar a lo ocurrido en 2021. Aunque las autoridades chinas han intentado mitigar el impacto en el mercado, Tencent aún se sitúa aproximadamente un 4% por debajo de sus niveles previos a la propuesta de las normativas.

La industria china del juego se enfrenta a una nueva normativa

Algunos expertos consideran que las acciones del regulador reflejan esfuerzos continuos por supervisar contenidos y juegos en un mercado que ya opera bajo algunas de las restricciones más estrictas del mundo. Tencent y sus competidores, como NetEase Inc., están sujetos a regulaciones que abarcan desde límites de tiempo de juego para menores hasta censura.

A pesar de la aprobación de 105 títulos de videojuegos por parte del regulador en diciembre, algunos inversores siguen cautelosos debido a la inestabilidad regulatoria. La reciente venta masiva de acciones de juegos en todo el mundo demuestra la creciente preocupación sobre la imprevisibilidad de la política china y su impacto en los sectores afectados.

La confianza en Tencent y NetEase podría recuperarse con la aprobación de nuevos títulos de videojuegos, pero la incertidumbre persiste. El episodio resalta los desafíos que enfrenta el presidente Xi Jinping al intentar revitalizar una economía afectada por la desaceleración del sector inmobiliario, al tiempo que mantiene el control sobre un poderoso sector tecnológico. Tencent, considerada crucial para la economía china, se encuentra en el centro de estos esfuerzos.

En la sesión del jueves, Tencent experimentó una ligera caída del 0,6%, mientras que el índice Hang Seng de acciones tecnológicas chinas mostró un modesto aumento. La situación sigue siendo fluida, y los inversores permanecen atentos a los desarrollos regulatorios y sus posibles impactos en el futuro de Tencent y la industria tecnológica en China.

+ posts

Buscá en Reporte Asia