La cultura coreana del Año Nuevo Lunar de expresar gratitud con regalos

Año Nuevo Lunar

El Año Nuevo Lunar, o Seollal en coreano, es una de las mayores festividades nacionales de Corea. Este año, la celebración se extenderá durante un total de cuatro días, del 9 al 12 de febrero, incluyendo un día festivo adicional.
En grandes celebraciones nacionales como el Seollal o el festival de la cosecha, conocido como Chuseok en coreano, es costumbre intercambiar regalos. Aunque la forma y el contenido de estos obsequios han variado y se han diversificado a lo largo de los años, la idea de expresar gratitud y desear abundancia y buena salud se ha mantenido.

El origen de los regalos en estas fechas se remonta a la dinastía Joseon. Según la Enciclopedia del Folclore Coreano, el Dowhwaseo, la oficina gubernamental encargada de la pintura, solía pintar un cuadro para el rey durante el Año Nuevo Lunar como un talismán para la prosperidad del monarca. Esta costumbre se extendió a los hogares comunes, donde la gente intercambiaba sehwa, un cuadro para alejar la desgracia y atraer la buena suerte, el primer día del nuevo año.

Los regalos típicos coreanos

Según una encuesta realizada a más de 700 personas por la Administración de Desarrollo Rural (RDA) el mes pasado, alrededor del 89 por ciento de los encuestados dijeron que comprarían regalos para sus familias. Otro 53 por ciento mencionaron que darían regalos a conocidos. Los productos agrícolas fueron los artículos más populares para regalar, siendo las frutas que cuestan entre 30.000 y 50.000 wones los regalos preferidos.

Como se observa en los resultados, no hay mejor regalo que la comida. El más representativo es el set de regalo de jamón y atún enlatados. El concepto de set de regalo como tal existe desde los años 70, cuando comenzó a desarrollarse la industria ligera, y se ha convertido en parte integral de los regalos coreanos de Seollal. Estos van desde carnes, frutas, mariscos, ginseng, setas y frutos secos hasta artículos no alimentarios como vales de regalo, cosméticos, artículos para el hogar y lingotes de oro. La gama y variedad de regalos para el Seollal es ahora mucho más amplia y diversa.

Este año, también hay muchos productos con una buena relación calidad-precio que reflejan la subida de los precios mundiales. En lugar de manzanas y peras, que son más caras, hay lotes de regalo de frutas que combinan uvas moscatel y la mandarina Hallabong, una especialidad de la isla de Jeju, que son relativamente económicas, así como regalos asequibles como algas marinas por 10.000 wones y suplementos nutricionales por 20.000 wones.

También merece la pena echar un vistazo a los regalos ecológicos:  paquetes totalmente de papel, que no utilizan plástico en el envoltorio, papel reciclado para los paquetes de esterilización, bolsas de papel en lugar de bolsas no tejidas, entre otros.  Hay muchos conjuntos de regalos que reflejan un consumo ecológico.

+ posts

Colaboradora en ReporteAsia.

Buscá en Reporte Asia