Bánh mì: un sándwich vietnamita con herencia francesa

bánh mì

El bánh mì es un sándwich vietnamita que combina influencias de la cocina francesa y vietnamita. Su nombre «bánh mì» se refiere al pan, que es una herencia colonial francesa, mientras que su relleno y condimentos son típicamente vietnamitas.

La historia del Bánh mì se remonta a la época colonial francesa en Vietnam, cuando los franceses introdujeron el pan baguette en el país. Sin embargo, los vietnamitas adaptaron este pan a sus propios gustos y necesidades culinarias, creando así el bánh mì tal como lo conocemos hoy en día.

Este sánguche tradicionalmente se rellena con una variedad de ingredientes, que pueden incluir carnes como cerdo, pollo, ternera o paté, así como también tofu o una combinación de varios tipos de proteínas. Además, se añaden vegetales frescos como pepinos, zanahorias encurtidas, cilantro y chiles, que aportan frescura y un crujido delicioso al sándwich. Los condimentos típicos incluyen mayonesa, salsa de soja, salsa de pescado y chiles picantes, que añaden complejidad de sabor y un toque picante.

Para disfrutar del bánh mì, se sirve generalmente como un sándwich en una baguette crujiente y fresca, cortada por la mitad longitudinalmente. Los ingredientes se colocan en el interior del pan, creando capas de sabor y textura. Es común servirlo envuelto en papel de aluminio o papel encerado para mantenerlo caliente y facilitar su transporte.

bánh mì

Cómo preparar bánh mì en casa

Ingredientes:

  • Baguettes frescas (o pan francés similar)
  • Carne: puedes usar cerdo asado, pollo a la parrilla, ternera salteada, o tofu marinado para una versión vegetariana
  • Verduras: zanahorias ralladas o encurtidas, pepino en rodajas finas, jalapeños en rodajas, hojas de cilantro fresco
  • Condimentos: mayonesa, salsa de soja, salsa de pescado, salsa hoisin, sriracha (opcional)
  • Opcional: paté vietnamita, huevo frito, ajo frito, hojas de lechuga, cebollas encurtidas, rábanos encurtidos

bánh mì

  1. Prepara los ingredientes: corta las baguettes por la mitad longitudinalmente y tuesta ligeramente si lo deseas. Prepara la carne según tu elección: córtala en rodajas finas o en trozos pequeños y cocínala según tu preferencia. Prepara las verduras: rallar o cortar las zanahorias, cortar el pepino en rodajas finas y picar el cilantro. Prepara los condimentos y otros ingredientes según sea necesario.
  2. Monta los sándwiches: unta una capa de mayonesa en el interior de cada baguette. Luego, añade la carne cocida en una capa uniforme sobre la mayonesa. Añade las verduras y otros ingredientes según tu gusto.
  3. Condimenta: rocía un poco de salsa de soja, salsa de pescado u otros condimentos sobre el relleno del sándwich. Si te gusta el picante, añade sriracha o rodajas de jalapeño.
  4. Sirve: cierra los sándwiches y sírvelos enteros o córtalos por la mitad en diagonal para servir. Puedes envolverlos en papel de aluminio o papel encerado para facilitar su manejo y mantenerlos calientes.

¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de tu delicioso bánh mì casero. Recuerda que esta receta es muy versátil, así que siéntete libre de experimentar con diferentes tipos de carne, verduras y condimentos según tus preferencias personales. ¡Buen provecho!

+ posts

Buscá en Reporte Asia