Yang Hengjun, escritor y académico australiano, condenado a muerte en suspensión en China

Yang Hengjun

El escritor y académico australiano Yang Hengjun, quien ha estado encarcelado en China desde 2019 por cargos de espionaje, ha sido condenado a muerte en suspenso en el país asiático, según anunció Australia el lunes 5 de febrero, provocando consternación en la comunidad internacional.

La ministra de Asuntos Exteriores de Australia, Penny Wong, expresó la preocupación del gobierno australiano por la decisión, afirmando que Canberra responderá «en los términos más enérgicos posibles». Además, se dio a conocer que Australia ha convocado al embajador chino en el país en respuesta a esta noticia.

Los antecedentes de este caso se remontan a enero de 2019, cuando Yang Hengjun, nacido en China en 1965 pero residente en Estados Unidos, fue detenido al regresar a China. Yang, conocido también como Yang Jun, es autor de novelas de espionaje y un blog popular en chino. Su juicio, llevado a cabo a puerta cerrada en 2021, fue objeto de críticas por parte de activistas de derechos humanos. Durante su detención, Yang afirmó haber sido torturado, acusación que fue negada por las autoridades chinas.

La sentencia de muerte en suspenso impuesta a Yang Hengjun se produce en un contexto de tensión entre China y Australia, a pesar de la reciente liberación del periodista australiano Cheng Lei, quien también fue encarcelado en China bajo cargos de espionaje.

Diplomacia espacial: India y Australia fortalecen vínculos

La carrera de Yang Hengjun, que incluyó una destacada labor académica y literaria, lo llevó a enfrentarse a acusaciones de espionaje por parte de las autoridades chinas, generando preocupación en la comunidad internacional sobre el respeto a los derechos humanos y la libertad de expresión en China.

La situación de Yang ha sido objeto de atención debido a su perfil académico y literario, así como a su activismo político. Con una serie de novelas que pretendían dar visibilidad al Ministerio de Seguridad del Estado y sus operaciones, Yang buscaba romper con la falta de reconocimiento internacional que rodeaba a este organismo chino. Sin embargo, sus esfuerzos le valieron la detención por parte del mismo ente que pretendía dar a conocer.

La sentencia de muerte en suspenso impuesta a Yang Hengjun ha provocado una fuerte reacción en Australia y en el ámbito internacional, subrayando la necesidad de abordar los desafíos en materia de derechos humanos y libertades fundamentales en el país asiático.

El Ministerio de Seguridad del Estado de China, uno de los servicios de inteligencia más grandes del mundo con aproximadamente 110,000 empleados. En China, la pena de muerte en suspenso se sustituye por cadena perpetua después de dos años de encarcelamiento.

El caso de Yang Hengjun plantea preguntas sobre la independencia y el control de los servicios de seguridad en China, así como sobre el respeto de las normas internacionales de derechos humanos. Mientras tanto, la incertidumbre continúa rodeando el destino de Yang y su situación sigue siendo un motivo de preocupación para la comunidad internacional.

+ posts

Buscá en Reporte Asia