Bangkok, en alerta máxima por el aumento de los niveles de contaminación por polvo

polvo

Las partículas de polvo ultrafino de Bangkok oscilaron entre 31,1 y 58,3 µg/m³, superando el umbral de seguridad establecido por el gobierno, de 37,5µg/m³.

Bangkok está en alerta ante el repunte de los niveles de contaminación por polvo ultrafino. La Administración Metropolitana de Bangkok (AMB), dirigida por el Gobernador Chadchart Sittipunt, ha declarado que vigila de cerca la situación y está dispuesta a poner en marcha un programa de trabajo desde casa si los niveles inseguros persisten durante tres días consecutivos.

Se espera que la capital experimente una mala calidad del aire entre el 18 y el 20 de enero, lo que ha llevado a la BMA a emitir advertencias a través de su red de más de 50.000 miembros. Ya se ha advertido a los residentes de 17 distritos, entre ellos Laksi, Chatuchak y Klong Toey, que se preparen para niveles nocivos de contaminación.

Alerta en los hospitales tailandeses por la crisis sanitaria de la contaminación atmosférica

Los datos de la Agencia Tailandesa de Geoinformática y Desarrollo Tecnológico Espacial (GISTDA) indican que el lunes las partículas de polvo ultrafino de Bangkok oscilaron entre 31,1 y 58,3 µg/m³, superando el umbral de seguridad establecido por el gobierno, de 37,5µg/m³. Provincias vecinas como Samut Songkhram y Samut Sakhon registraron niveles aún más altos, alcanzando peligrosos niveles de contaminación con código rojo.

El aumento de los niveles de polvo se atribuye a las malas condiciones del aire y a un aumento significativo de los puntos calientes en la región central. Bangkok registró 1.089 focos del 1 al 9 de enero, un 107% más que el año pasado. La BMA ha creado ocho clínicas para atender a personas con problemas respiratorios, complementadas con una opción de telemedicina disponible a través de la aplicación «Mor Kor Thor Mor» (Médico de Bangkok).

Se espera que la capital experimente una mala calidad del aire entre el 18 y el 20 de enero

El Dr. Atthapol Kaewsamrit, Director General Adjunto del Departamento de Salud, destacó la susceptibilidad de los niños a la contaminación y aconsejó que llevaran mascarillas y acudieran inmediatamente al médico si tenían problemas respiratorios.

El año pasado, el Departamento de Control de la Contaminación (PCD) registró más de 9.000 quejas relacionadas con problemas medioambientales, principalmente por olores fuertes, partículas de polvo y ruido excesivo.

+ posts

Buscá en Reporte Asia