Italia se retira formalmente del proyecto chino «la Franja y la Ruta» después de cuatro años de participación

Italia Franja Ruta

Italia ha oficializado su retirada del ambicioso proyecto de infraestructura chino conocido como «la Franja y la Ruta» (BRI, por sus siglas en inglés), también reconocido como la «Nueva Ruta de la Seda». Este movimiento se produce cuatro años después de que Italia se convirtiera en el único país del G7 en adherirse al proyecto.

En el acta oficial entregada a la embajada china en Italia, Roma reafirmó su amistad con Beijing y expresó su compromiso continuo de apoyar las relaciones económicas estratégicas. Sin embargo, anunció formalmente la cancelación del acuerdo que se había materializado en un memorando de entendimiento de cinco años, firmado en 2019. Según los términos del acuerdo, Italia tenía previsto integrarse plenamente en la iniciativa al finalizar este período, con una fecha límite de adhesión establecida para marzo de 2024.

La decisión de retirarse se enmarca en la postura adoptada por la primera ministra Giorgia Meloni, quien asumió el cargo el año pasado. Desde entonces, el gobierno italiano ha dejado claro que la participación en la BRI no ha proporcionado beneficios sustanciales al país.

México estrecha lazos bilaterales y de amistad con China

Aunque se reiteró el compromiso de mantener relaciones amistosas y económicas con China, la falta de beneficios concretos ha llevado a Italia a reconsiderar su participación. Hasta el momento, más de 100 países han firmado acuerdos con China para colaborar en proyectos de infraestructura y construcción bajo la BRI, lanzada en 2013.

En el caso específico de Italia, las cifras económicas no respaldaron la permanencia en el proyecto. Las exportaciones italianas a China alcanzaron los 16.400 millones de euros el año pasado, en comparación con los 13.000 millones de euros en 2019. Contrariamente, las exportaciones chinas a Italia aumentaron a 57.500 millones de euros desde los 31.700 millones en 2019.

Incluso los principales socios comerciales de Italia en la zona euro, como Francia y Alemania, experimentaron un aumento en sus exportaciones a China el año pasado, a pesar de no ser parte de la BRI. La retirada de Italia refleja un cambio estratégico en sus relaciones comerciales y destaca la importancia de evaluar los beneficios económicos concretos al participar en proyectos de tal envergadura.

+ posts

Buscá en Reporte Asia