Declaración conjunta de las cancilleres de Australia y Nueva Zelanda

En su declaración conjunta, las ministras discutieron su compromiso compartido de trabajar con las naciones insulares del Pacífico para abordar los complejos problemas que enfrenta la región. Imagen: Twitter.

La ministra de Relaciones Exteriores de Aotearoa Nueva Zelanda, Nanaia Mahuta y su par de Australia, la senadora Penny Wong, se reunieron el 16 de junio en Wellington para las Consultas bianuales de Ministros de ambos países. Reproducimos, a continuación, la declaración conjunta que emitieron luego del encuentro.

La ministra Mahuta dio la bienvenida a la ministra Wong en su primera visita oficial a Aotearoa Nueva Zelanda como canciller de Australia, luego de las elecciones federales del mes pasado. La visita de la ministra Wong sigue a la de la primera ministra, Jacinda Ardern, a Australia los días 9 y 10 de junio pasado, y a sus cálidas y positivas conversaciones con el primer ministro australiano, Anthony Albanese.

La charla se inició con ambas ministras agradeciendo la oportunidad de reunirse en persona por primera vez para discutir la relación trans-Tasmania, así como una amplia gama de temas globales.

Luego, señalaron que la estrecha amistad entre las dos naciones es más esencial que nunca para la seguridad y el bienestar de sus ciudadanos. Reconocieron que Aotearoa, Nueva Zelanda y Australia están en su mejor momento en términos bilaterales cuando se mantienen unidos como aliados, cooperando estrechamente mientras aprovechan la fuerza que aporta su diversidad.

Asimismo, reconocieron la estrecha cooperación entre Australia y Nueva Zelanda para apoyar una región del Indo-Pacífico estable, próspera y resistente en medio de desafíos globales más agudos. Discutieron, también, sus preocupaciones sobre la creciente competencia estratégica en la región del Pacífico.

Y remarcaron, al mismo tiempo, las largas tradiciones dentro de la región de trabajar colectivamente para satisfacer las necesidades de seguridad, incluso bajo la Declaración de Biketawa y la Declaración de Boe. Por ello mismo, subrayaron la importancia de la consulta sobre las medidas de seguridad dentro de la región, anticipando las discusiones sobre seguridad regional entre los miembros del Foro de las Islas del Pacífico.

«Pacifico Way»

Promediando el encuentro, las ministras reiteraron el papel único del Foro de las Islas del Pacífico y su arquitectura, y se mostraron optimistas ya que se vislumbra un camino para mantener la unidad del mismo. En ese sentido, dieron una calurosa bienvenida a los esfuerzos sostenidos de los líderes del Pacífico en apoyo al Foro, y reconocieron el progreso reciente como una demostración del ‘Pacífico Way’, que implica diálogo respetuoso y consenso.

Por ende, ambas funcionarias acordaron en la necesidad de colocar las perspectivas y prioridades de las naciones insulares del Pacífico al frente del compromiso de ambos países en el Pacífico, y pidieron a otros socios de desarrollo que adopten el mismo enfoque.

La canciller australiana Penny Wong condenó la prueba de misiles balísticos de Corea del Norte

Cambio climático

En el encuentro, reconfirmaron el mensaje claro y coherente de las naciones insulares del Pacífico acerca del cambio climático, que es el desafío más crítico al que se enfrentan. Por ello, enfatizaron sobre la responsabilidad de los gobiernos de actuar con ambición y urgencia en beneficio de las personas en el Pacífico y en todo el mundo.

señalaron que la estrecha amistad entre las dos naciones es más esencial que nunca para la seguridad y el bienestar de sus ciudadanos

Las ministras también reconocieron la transición que Aotearoa Nueva Zelanda y Australia necesitan concretar en sus economías, al igual que la necesidad de trabajar juntos para acelerar la acción climática y apoyar las ambiciones de los países insulares del Pacífico de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y aumentar la resiliencia climática.

Por la recuperación económica del Pacífico

También discutieron su compromiso compartido de trabajar con las naciones insulares del Pacífico para abordar los complejos problemas que enfrenta la región. Coincidieron en la necesidad de una mayor cooperación para apoyar la recuperación económica del Pacífico de la COVID-19 a medida que se reabren las fronteras, fortalecer la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en la región y brindar financiamiento climático efectivo.

En su declaración, las cancilleres señalaron las amenazas actuales al orden basado en reglas y los riesgos para la estabilidad y la prosperidad de la familia del Pacífico y del mundo. Reconocieron la importancia de trabajar juntos contra estos riesgos y reiteraron su compromiso compartido con la cooperación internacional, incluso a través de instituciones multilaterales eficaces, transparentes y equilibradas.

Derechos humanos

Declararon que redoblarán su compromiso de garantizar que los derechos humanos se protejan, respeten y promuevan a nivel mundial. E hicieron hincapié en la importancia de trabajar juntos en temas que reflejen valores compartidos, como la igualdad de género y la promoción y protección de los derechos de los pueblos de las Primeras Naciones, las personas con discapacidad y las personas LGBTIQA+, incluso en foros multilaterales.

Así también, discutieron la importancia de incorporar las perspectivas indígenas y celebrar el papel único de los pueblos de las Primeras Naciones en la política exterior. Acordaron, en este caso, trabajar juntos mientras Australia desarrolla su política exterior de las Primeras Naciones.

Gazprom y otras empresas rusas fueron sancionadas por Nueva Zelanda

Amplias coaliciones

En la declaración conjunta, las ministras coincidieron en la necesidad de trabajar con otros socios para construir amplias coaliciones sobre temas de interés común. Dieron la bienvenida al reciente lanzamiento del Marco Económico Indo-Pacífico para la Prosperidad en Tokio. Y reflexionaron sobre la fuerza del sistema multilateral y la comunidad internacional para hacer que Rusia rinda cuentas por su invasión ilegal de Ucrania, incluida su suspensión del Consejo de Derechos Humanos debido a violaciones graves y atroces de los derechos humanos.

Acordaron, asimismo, mantener el impulso y centrarse en su integración económica mientras miran hacia el 40º aniversario de la firma del Acuerdo Comercial de Relaciones Económicas más Estrechas (CER) en 2023.

Para finalizar, revisaron la situación de los neozelandeses que viven y trabajan en Australia.

Acerca del autor

Colaboradora en ReporteAsia.