El rol de Japón en el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares

prohibición de los ensayos

En 2020, Japón reafirmó su compromiso con el desarme nuclear y la prohibición de los ensayos nucleares, desempeñando un papel clave en la promoción del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (TPCE). Como nación única en haber experimentado el horror de los bombardeos atómicos, Japón ha liderado con el ejemplo, priorizando la entrada en vigor del TPCE y el fortalecimiento de su régimen de verificación para detectar de manera fiable cualquier ensayo nuclear, particularmente los realizados por Corea del Norte.

Durante el año, Japón participó activamente y brindó apoyo a la Conferencia para Facilitar la Entrada en Vigor del TPCE, las reuniones ministeriales de los «Amigos del TPCE» y las iniciativas del Grupo de Personas Eminentes (GEM). A través de conversaciones bilaterales y la participación en foros internacionales y regionales, Japón instó a la pronta ratificación del TPCE por parte de los ocho «Estados del Anexo 2» restantes, cuya adhesión es crucial para la entrada en vigor del tratado.

El compromiso de Japón con el régimen de verificación del TPCE se manifestó en el mantenimiento de 10 instalaciones de vigilancia y laboratorio del Sistema Internacional de Vigilancia (SIV) dentro del país. Además, Japón ha contribuido significativamente a la capacitación de operadores de estaciones futuras a nivel mundial y ha realizado aportes voluntarios sustanciales a la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (OTPCE).

Prof. Akiyama Nobumasa: “Debemos manejar la hipótesis de una amenaza inminente mientras que las armas nucleares existan”

El TPCE es un tratado fundamental en materia de desarme nuclear y no proliferación que prohíbe todas las explosiones de ensayo de armas nucleares o cualquier otra explosión nuclear. Con este fin, el Tratado incluye disposiciones para establecer el régimen de verificación, incluidos los Sistemas Internacionales de Vigilancia (SIV), las inspecciones in situ (IIS) y las medidas de fomento de la confianza para supervisar el cumplimiento del Tratado por parte de los Estados

Destacando en la arena internacional, Japón, junto con Kazajstán, promovió activamente la entrada en vigor del TPCE. Ambos países emitieron declaraciones conjuntas a nivel de cumbre y coordinaron esfuerzos para aumentar la conciencia sobre la importancia del tratado. Además, Japón, siendo el tercer mayor contribuyente a los presupuestos de la OTPCE, ha hecho donaciones voluntarias para mejorar la detección de ensayos nucleares y modernizar sus estaciones sísmicas auxiliares.

El Curso de Formación en Observación Sismológica Global de la JICA, organizado anualmente por Japón desde 1995, ha sido un pilar en el desarrollo de recursos humanos capacitados en la observación y análisis sísmico para identificar ensayos nucleares, fortaleciendo así el régimen de verificación del TPCE.

Japón, junto con Kazajstán, promovió activamente la entrada en vigor del TPCE

Con su compromiso inquebrantable y acciones concretas, Japón no solo ha demostrado liderazgo en la promoción de la prohibición de los ensayos nucleares sino que también ha sentado las bases para un mundo más seguro y libre de la amenaza nuclear.

+ posts

Nació en el año 2004. Vive en Buenos Aires, Argentina. Es estudiante de las carreras de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y es ganadora del segundo puesto del Mundial de Traducción (2022).

Buscá en Reporte Asia