El Presidente de Corea del Sur espera avanzar con Japón

Corea Japón

El presidente surcoreano, Yoon Suk Yeol, declaró que espera cooperar con Japón y mirar «hacia el futuro», después de que su gobierno propusiera una solución para zanjar una larga disputa con su vecino sobre indemnizaciones laborales por la guerra.

Corea del Sur «aplicará fielmente» la solución, dijo Yoon en una entrevista escrita con Kyodo News y otras importantes agencias de noticias antes de su visita de dos días a Japón a partir del jueves, la primera en unos cuatro años del presidente de Corea del Sur, para mantener conversaciones con el primer ministro Fumio Kishida.

Yoon, que asumió el cargo en mayo del año pasado, dijo que su próximo viaje a Japón es «en sí mismo un importante paso adelante» para las relaciones bilaterales, y expresó su esperanza de que ambos países puedan «avanzar ahora juntos hacia el futuro en lugar de estar enfrentados por el pasado».

Yoon dijo que espera mantener un «diálogo frecuente» con Kishida «tantas veces como sea necesario, que no esté restringido por formalidades ni por el tiempo». Las visitas recíprocas entre los líderes de Japón y Corea del Sur se habían interrumpido desde diciembre de 2011 en medio de unos lazos tensos por cuestiones históricas y territoriales.

Las relaciones bilaterales se hundieron a su punto más bajo en décadas después de que el máximo tribunal de Corea del Sur ordenara en 2018 a dos empresas japonesas compensar a los demandantes por trabajos forzados durante el dominio colonial japonés de 1910-1945 en la península coreana.

El fallo provocó una feroz oposición de Japón, que ha mantenido que todas las reclamaciones relacionadas con el período colonial se resolvieron «completa y definitivamente» mediante un acuerdo bilateral de 1965.

Pero desde que el gobierno de Yoon anunciara el 6 de marzo medidas para resolver la cuestión, ambos países se han esforzado por recomponer sus lazos, y el gobierno de Kishida ha afirmado que mantendrá las declaraciones de gobiernos anteriores que expresaron su arrepentimiento por la colonización.

Kishida se plantea ahora visitar Corea del Sur tras una cumbre del Grupo de los Siete países industrializados en mayo, según fuentes diplomáticas.

La solución surcoreana sugiere que una fundación respaldada por el gobierno pague a los demandantes en los juicios contra las empresas japonesas una suma de dinero equivalente a la ordenada en una sentencia por daños y perjuicios por el máximo tribunal del país.

El plan ha sido bien acogido por Estados Unidos, aliado de Corea del Sur y Japón, pero no por la opinión pública surcoreana, ya que algunos demandantes y miembros del partido de la oposición han expresado su descontento.

https://hosting56220us-96570.webempresa.site/relaciones-diplomaticas/2023/03/14/kishida-estudia-visitar-corea-del-sur/

Yoon dijo durante la entrevista que «cree que el pueblo coreano entenderá lo mucho que ha trabajado el gobierno para curar las heridas de las víctimas de los trabajos forzados y construir unas relaciones Corea-Japón orientadas al futuro».

Refiriéndose a la declaración de los dos países de 1998, en la que el entonces primer ministro japonés Keizo Obuchi expresó «su profundo remordimiento y sus sinceras disculpas» por el «tremendo daño y sufrimiento» infligido al pueblo de Corea por el dominio colonial japonés, Yoon expresó su esperanza de que Japón también se esforzara por hacer avanzar los lazos bilaterales «con el mismo sentido de la responsabilidad y percepción de la historia».

Ante las crecientes amenazas nucleares y de misiles por parte de Corea del Norte, que aumentan la necesidad de que Corea del Sur y Japón mejoren la cooperación en materia de seguridad, Yoon afirmó: «No podemos permitirnos perder el tiempo» dejando que las relaciones entre Corea y Japón sigan siendo tensas.

En este sentido, Yoon expresó su esperanza de que el acuerdo bilateral con Japón para compartir inteligencia militar «se vigorice como parte del proceso de restauración de la confianza entre nuestros dos países».

El pacto, conocido formalmente como Acuerdo General de Seguridad de la Información Militar, o GSOMIA, permite a los dos aliados de Estados Unidos compartir directamente inteligencia relacionada con los misiles balísticos y las armas nucleares de Corea del Norte. Anteriormente había corrido el riesgo de ser desechado.

Yoon también dijo que el intercambio de datos de alerta de misiles en tiempo real, una medida acordada por los líderes de Corea del Sur, Japón y Estados Unidos en noviembre del año pasado, «permitirá una respuesta más potente y eficaz a las amenazas nucleares y de misiles de Corea del Norte».

Yoon expresó su esperanza de mejorar la cooperación en el desarrollo de semiconductores y otros proyectos de alta tecnología con Japón, señalando que hacerlo «contribuiría en gran medida a impulsar las cadenas de suministro globales».

Refiriéndose a las conversaciones bilaterales previstas sobre el levantamiento por parte de Japón de los controles sobre las exportaciones de material semiconductor a Corea del Sur, impuestos en 2019, Yoon dijo: «Espero que las relaciones se normalicen lo antes posible para crear un entorno comercial predecible para las empresas.»

+ posts

Buscá en Reporte Asia