Por qué 2024 va a ser una lucha existencial para la Alianza INDIA

ELECCIONES INDIA

Las elecciones estatales periódicas enseñan lecciones. Reafirman el éxito de las políticas de la India a nivel estatal y dan oportunidades a los partidos gobernantes y a los de la oposición para corregir sus políticas y estrategias mientras avanzan.

El gran tamaño y la diversidad de la India exigen más elecciones, en lugar de una única y exhaustiva. Unas elecciones seguidas de cinco años de silencio político llevarían a una democracia vibrante a una especie de sopor político, que no da al pueblo la oportunidad de expresarse ni a los partidos políticos de cambiar de rumbo.

Entonces, ¿qué nos han enseñado las elecciones de 2023, incluidas las de Karnataka? La primera lección es que la India está muy dividida en sus opciones políticas. Se perfilan los contornos de una división norte-sur. El cinturón del Ganges se inclina fuertemente hacia el Partido Bharatiya Janata. Ni siquiera las medidas de Ashok Gehlot, favorables a la población, causaron impresión. Recuerdo que hace unos meses conocí a un joven de Rajastán en Hyderabad. Me dijo que, a nivel estatal, Rajastán votaría a Gehlot porque sus medidas de bienestar, sobre todo en el sector sanitario, habían tenido un gran impacto, pero que en las elecciones generales el voto se decantaría mayoritariamente a favor de Modi.

En los dos estados del norte, la imagen de Modi es muy importante. El fracaso del partido del Congreso a la hora de aprovechar esta oportunidad para hacer un ensayo de la recién formada coalición INDIA se cebó gravemente con ellos. Como ocurrió anteriormente en Bengala Occidental, donde optaron por oponerse al Congreso Trinamool en alianza con la Izquierda en las elecciones locales. Ganaran o perdieran, habrían aprendido a luchar juntos y a tender puentes.

En el sur, la magia de Modi no funcionó ni en Karnataka ni en Telangana. La gente sólo vio en el Congreso una alternativa a los partidos gobernantes. Un liderazgo eficaz y unido a nivel estatal y la desilusión de la población con los gobiernos anteriores, sobre todo por la percepción de una corrupción desenfrenada, provocaron el hundimiento del BJP en Karnataka y del Bharat Rashtra Samithi (BRS) en Telangana. El factor Modi no funcionó.

India autoriza la exportación de cantidades especificadas de arroz partido y trigo a cinco países

Es de esperar que la estrepitosa derrota del Congreso les haya enseñado las lecciones adecuadas para las elecciones generales. La más importante es que su liderazgo a nivel estatal en el cinturón de habla hindi no supone ninguna amenaza para el BJP. La imagen de Modi es demasiado fuerte para desafiarla. Como mucho, pueden reducir sus pérdidas. Incluso esto sólo sería posible si el liderazgo de la alianza INDIA recayera en un líder de habla hindi con experiencia administrativa y política. De momento, sólo se me ocurre Nitish Kumar.

El fracaso del partido del Congreso a la hora de aprovechar esta oportunidad para hacer un ensayo de la recién formada coalición INDIA se cebó gravemente con ellos

En Assam y el noreste, la imagen de Modi se ha extendido por todas partes sobre los cimientos construidos por un antiguo congresista, Himanta Biswa Sarma. Puede que a la alianza de la oposición le resulte difícil abrirse paso. En Bengala Occidental y en todo el este, el liderazgo debería recaer claramente en Mamata Banerjee. La izquierda, que aún está dolida por su expulsión de Bengala y Tripura y parece cada vez más marginada en la política india, salvo en Kerala, tiene que jugar o en solitario.

En el oeste, es evidente que Gujarat votará mayoritariamente al BJP. En Maharashtra, de nuevo, la posición no está clara. La ruptura del Shiv Sena y del Partido del Congreso Nacionalista (NCP) ha cambiado la ecuación a favor del BJP. El viejo caballo de batalla Sharad Pawar y el vástago de Thackeray, Uddhav, y su hijo Aditya, podrían inclinar parte del oeste. En Odisha, la gente ha mostrado una y otra vez su preferencia por Naveen Patnaik, que está totalmente ligado a su estado, sin ambiciones nacionales. A nivel nacional, es probable que vaya con cualquier formación que esté en el poder. Tal vez Odisha podría combinarse con el este y Mamata podría establecer conexiones con él en nombre de la INDIA.

Jammu y Cachemira y Ladakh son incógnitas, ya que estos estados llevan demasiado tiempo bajo el gobierno del Presidente. En cuanto a Delhi y Punjab, el Congreso haría bien en tragarse su aversión a Arvind Kejriwal, a quien debería darse el liderazgo.

Queda el sur. Aunque las elecciones estatales han supuesto una derrota para el Congreso, sería peligroso subestimar el poder del factor Modi en las elecciones nacionales. El Congreso, bajo Rahul y Kharge, tendrá que asumir el liderazgo en el sur. Kerala es la excepción. El BJP no está representado electoralmente ni en el parlamento ni en la asamblea legislativa. La batalla electoral se ha librado entre el Frente Democrático Unido, liderado por el Congreso, y el Frente Democrático de Izquierda, liderado por el CPI(M). Si se combinan y comparten escaños, derrotarán, por supuesto, al BJP.

Pero, a largo plazo, la emergencia del BJP como principal oposición podría ser una seria amenaza para ambos frentes. De ahí que la UDF y la LDF deban seguir cruzando espadas en Kerala, excepto en un par de circunscripciones en las que el BJP pueda percibirse como fuerte.

A pesar de todas estas estrategias (siempre que la alianza INDIA salga adelante), el efecto Modi puede seguir siendo demasiado fuerte para ellos. Aunque la alianza pierda, sólo vivirán para luchar un día más si consiguen reducir significativamente la mayoría del BJP en el Parlamento. La delimitación parlamentaria se producirá después de 2026. La fuerza del sur y de otros estados que han seguido fielmente los consejos de anteriores gobiernos centrales sobre planificación familiar se reducirá drásticamente en el parlamento. Esto supone una ventaja para el BJP, que podría gobernar cómodamente Delhi durante las próximas décadas.

Muchas cuestiones espinosas como la lengua, la UCC, la CAA y las disposiciones de la Constitución podrían volver a salir a la palestra, lo que provocaría una fuerte división en el país. Al haber perdido dos Estados, la oposición no tendrá fuerza para impedir que se modifique la Constitución, ni siquiera para rehacerla. Las decisiones que se tomen en los próximos meses tendrán un impacto a largo plazo en la política india.

Artículo republicado de The Wire en el marco de un acuerdo entre ambas partes para compartir contenido. Link al artículo original:https://thewire.in/politics/why-2024-is-going-to-be-an-existential-fight-for-the-india-alliance

+ posts

Máster en Lengua y Literatura Españolas, formador cultural y corporativo de Español en India. Formador de exámenes DELE (certificado C1), traductor e intérprete literario. Creador del canal de Youtube "Español por dentro" y profesor de español en The Shri Ram School, Nueva Delhi.

 

Buscá en Reporte Asia