TSMC anuncia la construcción de segunda planta en Japón con una inversión que supera los 20 mil millones de dólares

TSMC Advanced Backend

El fabricante de chips con sede en Taiwán, TSMC, reveló sus planes para construir una segunda planta en Japón, consolidando aún más su presencia en el país asiático. Esta nueva instalación, programada para iniciar operaciones a finales de 2027, representa una inversión que superará los 20 mil millones de dólares, respaldada por el Gobierno de Tokio.

La decisión de TSMC de expandir su presencia en Japón viene como un paso estratégico después de que la compañía anunciara en 2021 la construcción de una planta de chips en Kumamoto, en la región meridional de Kyushu, con una inversión inicial de 7 mil millones de dólares.

Según el comunicado emitido por TSMC, su unidad Japan Advanced Semiconductor Manufacturing, con sede en Kumamoto, llevará a cabo la construcción de esta segunda planta en respuesta a la creciente demanda de los clientes en el mercado japonés.

La nueva planta, cuya construcción está prevista para comenzar a finales de este año, se sumará a la capacidad de producción de la primera instalación. Con ambas plantas en funcionamiento, se espera que la capacidad mensual total supere las 100,000 obleas de 12 pulgadas, destinadas a una variedad de aplicaciones que van desde la automotriz hasta la computación de alto rendimiento.

TSMC, reconocido como el mayor fabricante de chips por contrato a nivel mundial y un proveedor clave para empresas como Apple y Nvidia, mantiene una participación del 86.5% en la empresa japonesa, con importantes socios como Sony Group, Denso y Toyota.

ASUS en la lista de las Compañías Más Admiradas del Mundo en 2024

La expansión de TSMC en Kyushu no solo refleja su compromiso con el mercado japonés, sino que también juega un papel crucial en los esfuerzos del gobierno japonés por revitalizar su industria de fabricación de chips y garantizar un suministro estable en medio de las tensiones comerciales globales.

Esta decisión representa un voto de confianza de TSMC en Japón, un país reconocido por su fuerza laboral diligente y un entorno gubernamental favorable para las inversiones extranjeras. Aunque TSMC ha afirmado que la mayoría de su fabricación más avanzada seguirá realizándose en Taiwán, la expansión global de la compañía responde a la creciente demanda del mercado y a los cambios en el panorama geopolítico.

Además de sus proyectos en Japón, TSMC está llevando a cabo importantes inversiones en otras regiones, incluidos Estados Unidos y Europa. Con una creciente demanda de chips para aplicaciones de inteligencia artificial y otros sectores, TSMC continúa consolidando su posición como líder mundial en la industria de semiconductores.

+ posts

Buscá en Reporte Asia