Grupo Ruiz se expande en el sector azucarero

Grupo Ruiz

En el corazón del Noroeste Argentino, una región caracterizada por su riqueza agrícola y cultural, se encuentra Grupo Ruiz. Desde sus comienzos en 1994 con Paramérica S.A., hasta su diversificación en múltiples sectores, Grupo Ruiz ha demostrado ser un pilar fundamental para el desarrollo económico de la región. 

Paramérica S.A., fundada bajo los valores de una empresa familiar, se dedicó inicialmente a la producción y exportación de materias primas agrícolas. Sin embargo, el grupo no se quedó allí. Con una visión clara y un compromiso inquebrantable con la Región del Noroeste Argentino, diversificó sus actividades hacia otros sectores, incluyendo el inmobiliario con DMC Propiedades, el automotor con Ruiz Automotores y la explotación agrícola-ganadera con Grupo Anta del Plata. 

Por su parte, Ingenio San Isidro, fundado en 1760 e incorporado al Grupo en 2018, ha sido testigo y protagonista de la evolución de la industria azucarera en el continente. Con una producción anual de más de 60.000 toneladas de caña de azúcar, el Ingenio San Isidro se ha posicionado como líder en la producción de azúcar orgánico, llegando a moler 500 mil toneladas de caña orgánica en una temporada. 

Ingenio San Isidro se erige como un pionero en el ámbito sudamericano de la producción orgánica. Siendo uno de los primeros ingenios en la región en apostar por el azúcar orgánico, libre de sustancias tóxicas, químicas y transgénicas, ha marcado un estándar alto en la industria. 

https://hosting56220us-96570.webempresa.site/negocios/corporaciones/2023/10/11/paramerica-grupo-ruiz-citricultura

Desde el inicio, se comprometieron con estrictas normativas internacionales de calidad, reflejándose en el prestigioso reconocimiento de sus certificaciones que hoy los colocan entre los líderes mundiales. Además de ser pioneros en Sudamérica, ostentan el título de ser el primer productor de azúcar orgánica de Argentina. Iniciada en el año 2000 de forma modesta, la producción ha experimentado un crecimiento constante tanto en volumen como en calidad. 

Camposanto, una apacible localidad en Salta, es el hogar de este ingenio. Más allá de su historia y tradición, el Ingenio San Isidro mira al futuro. Con inversiones constantes en innovación y tecnología, busca estar a la vanguardia de las exigencias de los mercados más competitivos del mundo. El azúcar orgánico de San Isidro viaja a los cinco continentes, demostrando la capacidad productiva y la eficiencia de la gestión del grupo. 

Ingenio San Isidro produce mieles y melazas tanto convencionales como orgánicas para diversos usos. Además, elabora dos tipos de alcoholes: el Alcohol Buen Gusto, con una graduación del 96%, ideal para bebidas alcohólicas, la industria farmacéutica y química, disponible en variantes convencional y orgánica. Por otro lado, cuenta con el alcohol Anhidro, con una graduación del 99,9%, que se destina principalmente para la fabricación de combustibles, ofrecido también en versiones convencional y orgánica.

Si las inversiones acompañan, Ingenio San Isidro alcanza una producción de 12 mil toneladas de caña por día. Casi el 75% de su producción tiene destino de exportación, con clientes repartidos globalmente, el azúcar de San Isidro se distribuye en un mercado diverso, llegando a Estados Unidos, Europa, Corea e Israel.

Grupo Ruiz

La comercialización del azúcar se ha adaptado a las variaciones de la demanda, que cambia con el crecimiento poblacional y las tendencias culturales. A pesar de que Asia tiene un consumo per cápita bajo de productos azucarados, su alta demografía lo convierte en el principal consumidor mundial. Solo India representa el 15% del consumo global.

Argentina se posiciona como el quinto mayor productor de azúcar en América Latina. Las provincias de Tucumán, Jujuy y Salta concentran el 99,5% de la producción nacional, mientras que Misiones y Santa Fe aportan el remanente. En el Noroeste Argentino (NOA), la cadena de valor azucarera desempeña un papel crucial, siendo una fuente significativa de generación de empleo y dinamismo económico para la región.

El compromiso de Grupo Ruiz va más allá de los resultados comerciales. La sustentabilidad y la protección del medio ambiente son pilares fundamentales en su operación. El grupo ha desarrollado sus propios fertilizantes sólidos, como el compost, y ha montado un laboratorio de microbiología de primer nivel. 

Su éxito no solo se mide en términos comerciales, sino también en su capacidad para generar empleo, promover la sustentabilidad y proteger el medio ambiente.

+ posts

Periodista y apasionada del mundo asiático.

Buscá en Reporte Asia