China deja de ser la primera fuente de importaciones de Estados Unidos por primera vez desde 2008

China Estados Unidos

China fue la segunda fuente más importante de bienes importados en Estados Unidos el año pasado en términos de despacho de aduanas, perdiendo el primer puesto que ocupaba desde 2008 en favor de México, según mostraron datos comerciales oficiales.

El cambio en la clasificación es una prueba más de la menor dependencia económica de Estados Unidos respecto a China, aunque la administración del Presidente Joe Biden ha reiterado que no tiene intención de desvincularse de la potencia asiática.

Según dijo Kyodo News, en 2023, los bienes exportados de China a Estados Unidos cayeron un 20,3 por ciento respecto al año anterior, hasta 427.230 millones de dólares, lo que representa el 13,9 por ciento de las importaciones totales, según los datos de la balanza comercial desestacionalizada publicados por el Departamento de Comercio.

En cambio, las importaciones estadounidenses procedentes de México aumentaron un 4,6 por ciento respecto a 2022, hasta 475.610 millones de dólares, lo que supone el 15,4 por ciento del total.

China, que representó más del 20 por ciento del total entre 2015 y 2018 en términos de valor comercial, fue el año pasado seguida por Canadá con el 13,7 por ciento, Alemania con el 5,2 por ciento y Japón con el 4,8 por ciento.

China y Rusia refuerzan las relaciones bilaterales

En cuanto a China como rival geopolítico, la administración Biden ha impuesto una serie de restricciones al comercio con la segunda economía mundial por motivos de seguridad nacional.

La cuota de China en las importaciones estadounidenses ha disminuido constantemente desde que el predecesor de Biden, Donald Trump, puso en marcha múltiples rondas de aranceles sobre los productos chinos.

Los datos mostraron que el déficit comercial de Estados Unidos con China el año pasado alcanzó su nivel más bajo desde 2010, cayendo un 26,9 por ciento a 279.420 millones de dólares, en tándem con una disminución de las importaciones desde el país impulsado en parte por la realineación de las cadenas de suministro mundiales después de la pandemia de COVID-19.

La pandemia, que provocó escasez de semiconductores y otros productos industriales clave, aceleró la diversificación de la cadena de suministro, alejándola de China, y fomentó el «friendshoring», impulsado por Estados Unidos para estrechar los lazos económicos entre aliados y países de confianza.

+ posts

Buscá en Reporte Asia