Logística integrada: la clave de Grupo Ruiz para la eficiencia en la cadena de suministro agroindustrial

Grupo Ruiz

En el mundo altamente competitivo de la agroindustria global, donde los mercados están cada vez más interconectados y las exigencias de los consumidores son mayores, la eficiencia en la cadena de suministro se ha convertido en un factor crítico para el éxito de las empresas. Grupo Ruiz, ha logrado posicionarse como uno de los principales exportadores de poroto negro a nivel mundial gracias a su enfoque estratégico en la integración vertical de sus operaciones logísticas.

Desde la recepción de la cosecha en los campos hasta el despacho final en los puertos de destino, Grupo Ruiz ha desarrollado un sistema logístico integral que le permite controlar y optimizar cada etapa del proceso sin depender de intermediarios externos. 

Esta estrategia no solo le ha permitido reducir significativamente los costos operativos, sino también mejorar los tiempos de entrega y garantizar la calidad de sus productos en los mercados internacionales más exigentes.

La logística integrada es uno de nuestros principales diferenciales competitivos. Al controlar todo el proceso, desde la recepción en el campo hasta el despacho en los puertos, Grupo Ruiz puede asegurar la trazabilidad completa de sus productos, garantizar el cumplimiento de los más altos estándares de calidad y brindar un servicio eficiente y confiable a clientes en todo el mundo.

La estación ferroviaria propia: un game changer logístico

Un hito clave en la estrategia de integración vertical de Grupo Ruiz fue la construcción de una estación ferroviaria propia en sus instalaciones de Tucumán. Esta innovadora obra, sin precedentes en el Noroeste Argentino, les ha permitido conectarse directamente con el Tren Belgrano Cargas, lo que les ha brindado la capacidad de despachar envíos de manera eficiente y competitiva hacia los principales centros de consumo nacionales y a los puertos de Rosario y Retiro.

La estación ha permitido optimizar la logística de transporte, reduciendo significativamente los costos y los tiempos de tránsito, lo que se traduce en una mayor competitividad en los mercados internacionales a los que Grupo Ruiz accede con sus productos.

Además de la conexión ferroviaria, Grupo Ruiz cuenta con una flota propia de camiones para el traslado de los productos desde los campos hasta su planta procesadora en Tucumán. Esta planta, equipada con tecnología de vanguardia y una capacidad de procesamiento de 500 toneladas diarias, cuenta con todas las certificaciones necesarias para garantizar la calidad y seguridad alimentaria de sus productos, incluyendo la certificación Primus GFS, específica en calidad y seguridad alimentaria, y las certificaciones requeridas por la Organización Internacional Agropecuaria para la producción y comercialización de productos orgánicos tanto en el mercado interno como en Estados Unidos y Europa.

Grupo Ruiz

 

Asegurando la trazabilidad y los estándares de calidad

La integración vertical es fundamental en la industria. Al controlar toda la cadena de suministro, desde la recepción de los productos en el campo hasta su despacho final, se puede asegurar la trazabilidad completa de los productos y mantener los más altos estándares de calidad, lo que permite acceder a los mercados más exigentes a nivel global. Esta estrategia de integración vertical ha sido adoptada por Grupo Ruiz, lo que les ha permitido mantener un control riguroso sobre cada etapa del proceso productivo y de distribución.

Grupo Ruiz ha invertido significativamente en instalaciones de empaque y procesamiento de última generación, donde los productos son cuidadosamente seleccionados, clasificados y empacados para su exportación. Esto garantiza que solo los productos de la más alta calidad lleguen a los mercados internacionales, lo que ha sido clave para construir y mantener una sólida reputación en el sector.

Esta capacidad de control total sobre el proceso logístico y productivo ha sido clave para que Grupo Ruiz se consolide como uno de los principales referentes en el mercado internacional de limones, su producto insignia que exportan a los cinco continentes. La integración vertical les ha permitido establecer estrictos protocolos de calidad y seguridad alimentaria, cumpliendo con las regulaciones más exigentes de los diferentes mercados de destino.

Pero no solo eso, la integración vertical también les ha permitido ingresar con éxito a nuevos mercados, como el de los productos cítricos procesados y sus derivados. Gracias a su control sobre toda la cadena de valor, Grupo Ruiz ha podido diversificar su oferta y comercializar jugos de limón, aceites esenciales y otros subproductos en diferentes regiones del mundo, como Medio Oriente y Europa.

Además, la integración vertical ha brindado a Grupo Ruiz una ventaja competitiva en términos de eficiencia y costos. Al tener control sobre todos los aspectos de la cadena de suministro, la empresa puede optimizar sus procesos, reducir los desperdicios y minimizar los costos de transacción, lo que se traduce en precios más competitivos para sus productos en el mercado internacional.

Impulsando el desarrollo regional y la sustentabilidad

Más allá de los beneficios directos para la empresa, la visión integral de la logística de Grupo Ruiz también ha tenido un impacto positivo en el desarrollo de la región del Noroeste Argentino. La empresa ha generado numerosos empleos directos e indirectos, contribuyendo al fortalecimiento de la economía local y a la mejora de las condiciones de vida de las comunidades donde opera.

Además, el enfoque en la integración vertical y el control de toda la cadena de suministro ha permitido a Grupo Ruiz implementar prácticas sostenibles en sus operaciones, minimizando el impacto ambiental y promoviendo el uso responsable de los recursos naturales.

Grupo Ruiz, adhiere a las buenas prácticas agrícolas y lleva adelante una cultura de mejora continua en sus procesos productivos y comerciales, confiados en que, de esa manera, garantiza un producto de calidad exportable y un servicio sumamente competitivo que es altamente valorado por clientes de todo el mundo. 

A tono con las exigencias y tendencias de la actividad agrícola a nivel internacional, Grupo Ruiz asume el desafío de consolidar, día tras día, un enfoque profesional, sistemático, planificado, integral y sustentable de su gestión.

Un modelo replicable en otros sectores

El éxito de Grupo Ruiz en la implementación de una estrategia de integración vertical y logística integrada no solo se ha visto reflejado en su posicionamiento como líder en el mercado del poroto negro, sino que también ha inspirado a otras industrias del Grupo Ruiz a adoptar enfoques similares en sus respectivos sectores.

Por ejemplo, en el caso de la industria citrícola en la que el grupo incursionó en 2016, enfocándose en la producción y exportación de limones, la experiencia previa en la exportación de granos resultó fundamental para lograr una rápida y efectiva inserción en este nuevo mercado.

La incursión en el negocio citrícola fue más rápida y efectiva de lo esperado, gracias al respaldo, prestigio, profesionalismo y experiencia que ya había desarrollado durante tantos años en la exportación de granos a través de Grupo Ruiz. 

Al igual que en el negocio de granos, en la citricultura el grupo se encuentra en condiciones de resolver toda la logística de exportación de manera integral y con personal propio, lo que les brinda una ventaja competitiva significativa.

Esta réplica del modelo de integración vertical y logística integrada en otros sectores del Grupo Ruiz demuestra la versatilidad y el potencial de esta estrategia para mejorar la eficiencia y la competitividad en diferentes ámbitos de la agroindustria.

Grupo Ruiz y la producción de naranjas en el Noroeste Argentino

Hacia un futuro de crecimiento sostenible

En un mundo cada vez más globalizado y competitivo, la eficiencia en la cadena de suministro se ha convertido en un factor crítico para el éxito de las empresas agroindustriales. Grupo Ruiz, con su enfoque en la integración vertical y la logística integrada, ha demostrado ser un ejemplo a seguir en este aspecto, consolidándose como un referente no solo en el mercado del poroto negro, sino también en la región del Noroeste Argentino.

Pero la visión de Grupo Ruiz no se detiene allí. En línea con su compromiso con el crecimiento sustentable, la empresa continúa invirtiendo en infraestructura de primer nivel, optimizando el uso de recursos productivos y buscando oportunidades para diversificar su oferta de productos y servicios, siempre manteniendo sus valores corporativos de competitividad responsable, buenas prácticas comerciales y productivas, sustentabilidad, trabajo genuino y responsabilidad social.

+ posts

Colaboradora en ReporteAsia.

 

Buscá en Reporte Asia