Grupo Ruiz: la empresa familiar que conquista mercados en todo el mundo

Grupo Ruiz

Desde hace aproximadamente dos décadas, el Grupo Ruiz consolida su posición como líder indiscutible en la producción y exportación de granos a todo el mundo. 

Aquél pequeño emprendimiento familiar, propietario de unas pocas hectáreas fértiles en el suelo tucumano, hoy genera cientos de puestos de trabajos directos e indirectos. 

Cómo desarrollaremos a continuación, Grupo Ruiz es una firma experta en innovación aplicada a la producción para satisfacer los estándares de calidad de los clientes más exigentes del mundo. 

Tucumán y el Noroeste Argentino: suelo fértil como ninguno 

Principalmente fue Tucumán la provincia que vio crecer y desarrollarse de manera constante a la familia Ruiz. Todo comenzó en 1994 con una pequeña producción de porotos negros que buscaban ser vendidos en el mercado interno y, como muy lejano, dentro de la región del Noroeste Argentino (NOA). 

Grupo Ruiz

Posteriormente, a la producción de porotos negros se le sumó la siembra y cosecha de diversas variedades de granos. En este sentido, el Grupo Ruiz comenzó a producir soja, maíz y porotos alubias, entre otros. 

En una etapa más reciente, la dirección del grupo tucumano ha iniciado proyectos de fuerte inversión en el campo de las frutas cítricas. Allí, aprovechando la fertilidad del suelo tucumano, se espera poder producir naranjas y limones de gran calidad y precio competitivo que puedan ser exportados al mundo entero. 

La diversificación de productos: clave del éxito

Desde hace tiempo, Grupo Ruiz viene trabajando fuertemente en la diversificación de su portfolio de productos. Al ser una empresa de productos eminentemente agrícolas y primarios, diversificar se convierte en una estrategia de suma importancia para poder seguir obteniendo resultados positivos en el mercado internacional. 

Grupo Ruiz

De allí vemos que por ejemplo, la política de producción de limones y naranjas tiene un gran potencial en cuanto a la posibilidad de extraer nuevos productos luego de algún proceso. En este sentido, es posible extraer aceites, preparados para jugos concentrados e incluso las propias cáscaras que recubren a los frutos se pueden comercializar para la producción de otro tipo de productos con procesos industriales más sofisticados.

La diversificación, permite generar grandes efectos positivos, independientemente de las implicancias económicas que de allí surgen. En este sentido, Grupo Ruiz, al iniciar este tipo de actividades estratégicas aumenta su impacto en las comunidades y mercados de las localidades en las cuales lleva adelante sus operaciones. Sin lugar a dudas, el aporte de Grupo Ruiz al mercado laboral del Noroeste Argentino, debe ser medido en términos positivos.   

Mercados: sin descuidar lo interno, ganar el exterior 

La filosofía que reina en el Grupo Ruiz es la innovación aplicada a la producción con el objetivo de acaparar nuevos mercados. 

En este sentido, en ningún momento desde la compañía abandonaron los mercados internos. Es decir, Grupo Ruiz sigue participando activamente en los intercambios interprovinciales, dónde tiene una imagen de confianza y profesionalismo. 

Sin embargo, el mercado de exportación, en general, es de gran importancia para las empresas agrícolas argentinas. De allí que Grupo Ruiz, sea un actor preponderante y líder en el rubro agrícola de nuestro país. 

A grandes rasgos, podemos afirmar que Grupo Ruiz coloca sus productos en los cinco continentes que forman el mapa mundial. Puntualmente, juegan un rol preponderante países y mercados de la talla de Estados Unidos, España, Inglaterra, Brasil. Así también, en oriente, países como China y Japón, son mercados con gran perspectiva para la empresa. 

El cambio climático, una amenaza global 

El cambio climático es un problema que amenaza a todos los países del mundo, sin tener en cuenta las diversas capacidades de desarrollo económico y/o tecnológico. En este marco, Argentina, un gigante agrícola global, se encuentra en una encrucijada crítica que genera grandes preocupaciones. 

Asimismo, el cambio climático es quizás el mayor desafío que enfrenta la agricultura Argentina. Las alteraciones en los patrones climáticos han llevado a una mayor frecuencia de eventos extremos, como sequías e inundaciones, afectando directamente la producción de granos. Por ejemplo, la sequía severa de 2018 resultó en una significativa disminución de la producción de soja y maíz, dos de los principales cultivos de exportación de Argentina.

Grupo Ruiz

Sin embargo, el cambio climático también presenta oportunidades. La adaptación a través de prácticas agrícolas sostenibles y la innovación tecnológica puede no solo mitigar los efectos adversos sino también mejorar la eficiencia y la productividad. El desarrollo de variedades de cultivos más resistentes a las condiciones climáticas extremas y la adopción de técnicas de agricultura de precisión son pasos cruciales en esta dirección. 

En este sentido, Grupo Ruiz, al ser un líder regional en la producción y exportación de granos, enfrenta un gran desafío. El mismo consiste, en la aplicación de técnicas y procesos de siembra y cultivo que sean armoniosos con el ambiente. De allí que, la empresa tucumana desde hace tiempo viene aplicando tecnologías y mecanismos tales como la agricultura de precisión.

A grandes rasgos, la agricultura de precisión consiste en el monitoreo constante de las plantaciones y cultivos, con el objetivo de obtener la mayor cantidad de datos posibles para poder realizar acciones estratégicas y, por consiguiente, la maximización de los recursos finitos.

El contexto de tensiones internacionales: incertidumbres y oportunidades

El conflicto bélico, especialmente la guerra en Ucrania, ha perturbado significativamente el mercado global de granos. Argentina, como uno de los principales exportadores de granos del mundo, se encuentra en una posición única para capitalizar estas disrupciones. La guerra ha llevado a una reducción en la oferta de granos de Ucrania y Rusia, creando una demanda global que Argentina podría satisfacer.

Sin embargo, este escenario también presenta desafíos. El aumento de los precios de los granos, aunque beneficioso para los agricultores, puede llevar a una mayor inflación a nivel nacional, afectando la economía en general. 

Además, la dependencia de insumos agrícolas importados, como fertilizantes, cuyos precios han aumentado debido al conflicto, pone presión adicional sobre los márgenes de beneficio de los agricultores.

Tucumán

En este marco, desde Grupo Ruiz afirman que las oportunidades son muy altas, pero que también la sensación de incertidumbre crea especulaciones que afectan al mercado global, en todos sus rubros. 

De todas maneras, puntualmente hablando del mercado de granos, la posición de Grupo Ruiz es completamente optimista respecto del contexto global. Al ser una firma que tiene una gran reputación a nivel internacional, tiene facilidades superiores para generar nuevos vínculos y así poder abrir nuevos mercados. 

De cara al futuro: un grupo en franco crecimiento 

El futuro de Grupo Ruiz es sin dudas prometedor. En estos casos, donde las organizaciones tienen recorrido de años de trabajo, seriedad y consolidación, deben aspirar a poder mantenerse en esa senda. 

De hecho, directivos de Grupo Ruiz aseguran estar muy conformes con el rendimiento y confianza que la marca genera en cada interacción en el mercado, ya sea nacional o global. 

Sin embargo, y como sostuvimos anteriormente, el mayor desafío es la aplicación de técnicas sostenibles a su producción, tanto para el cuidado del medio ambiente global, como así también, para la protección del contexto ambiental y el hábitat de las localidades donde Grupo Ruiz trabaja.

+ posts

Colaboradora en ReporteAsia.

Buscá en Reporte Asia