Alberto Fernández se reunió con Xi Jinping durante 20 minutos

Imagen: presidencia argentina.

El conclave entre Alberto Fernández y Xi Jinping se inició a las 17:45 en Bali (6:45, hora de la Argentina), bajo estrictas condiciones de seguridad en el hotel Muliá, y duró apenas veinte minutos.
En la reunión, el jefe de Estado argentino estuvo acompañado por el canciller Santiago Cafiero; el ministro de Economía, Sergio Massa; los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello; y de Comunicación y Prensa, Gabriela Cerruti; el vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Olmos; la secretaria de Energía, Flavia Royón; y la jefa de Gabinete de Cancillería, Luciana Tito.

La reunión entre Alberto Fernández y Xi se convocó para profundizar la relación bilateral y debatir las asimetrías que existen en la balanza comercial entre ambos países. En los últimos 10 años, China tuvo un balance positivo cercano a los 40.000 millones de dólares, y el jefe de Estado planteó a Xi que ese desequilibrio debería ser resuelto cuanto antes.

Se trató del segundo encuentro que mantienen ambos mandatarios, ya que se vieron por primera vez en Beijing para sellar el acuerdo por la Ruta de la Seda en febrero de este año. En este encuentro también se buscó avanzar en mejorar las condiciones para el uso del swap, algo que vienen trabajando los bancos centrales de ambos países.

Comunicado oficial de la Casa Blanca sobre la reunión entre Joe Biden y Xi Jinping

De hecho, la ampliación de su uso hasta USD 5.000 millones y la mejora de sus términos y condiciones fue otro de los temas destacados de la reunión, aunque no hubo novedades al respecto luego del encuentro.

La salud del presidente Fernández

Antes de la cita entre Alberto Fernández y Xi, se conoció el segundo parte firmado por Federico Saavedra, director de la Unidad Médica Presidencial. Ese parte precisó la situación de salud que sufrió Alberto Fernández a los pocos minutos de arribar al Centro de Convenciones ubicado en el hotel The Apurva Kempinski: se trató de una gastritis erosiva con signos de sangrado. Pero el presidente recibió tratamiento médico y se encuentra en buen estado de salud.

Por esta razón, el jefe de Estado no pudo participar de ninguna de las dos sesiones de la Cumbre en donde iba a hablar de seguridad alimentaria, energía y salud como tampoco asistió al almuerzo que compartieron los líderes mundiales.

Acerca del autor

Colaborador en ReporteAsia