El Festival Anual de Faroles de Zigong

Festival Anual de Faroles

El Festival de Faroles de China celebra la primera luna llena del calendario lunisolar. En esta fecha especial, se contemplan las luces de los faroles para celebrar lo bueno y bello de la vida y ahuyentar lo oscuro y lo negativo. La ciudad de Zigong cuenta con una larga historia de fabricación de faroles, y por ello no es de extrañar que el espectáculo sea el más famoso de todos.

El evento presenta miles de faroles coloridos e instalaciones artísticas para mostrar la cultura china tradicional y las tendencias populares, así como el arte de los faroles de Zigong. La ciudad es conocida como la «Ciudad de los Faroles del Reino del Sur» y alberga a muchos talentosos artistas de faroles. Remontándose a la dinastía Tang (618-907), el festival también cuenta con muchas actuaciones folklóricas.

Este año, el evento se inauguró oficialmente el 2 de febrero en Zigong, en la provincia de Sichuan, al suroeste de China.

Las celebraciones del Festival de los Faroles comenzaron hace unos 2,000 años durante la dinastía Han (202 a. C.-220 d. C.). Los orígenes exactos no están claros. Se utilizan varias historias de origen diferentes para explicar de dónde vino el festival. A continuación se encuentras dos de las más conocidas:

El MOFA de Taiwán exige a China negociaciones rápidamente

El origen del festival

La primera de estas historias dice que la festividad se creó durante la época de Emperador Ming de Han (58-75 d.C.). En ese momento, el budismo ya estaba ganando popularidad en China. El emperador Ming era partidario del budismo y después de enterarse de que era costumbre que los monjes budistas encendieran linternas el día 15 del primer mes lunar, decretó que los palacios imperiales y los hogares individuales deberían hacer lo mismo. Esta práctica sigue viva como el Festival de los Faroles de hoy.

Otra historia utilizada para explicar los orígenes del Festival tiene que ver con el Emperador Jade. Supuestamente, algunos aldeanos mataron a su grulla favorita, por lo que decidió vengarse incendiando su aldea el día 15 del primer mes lunar. Cuando su hija se enteró, sintió pena por los desventurados aldeanos y les advirtió sobre lo que iba a suceder. Para salvarse, los aldeanos decidieron engañar al Emperador de Jade para que pensara que su aldea ya estaba en llamas. Lo hicieron colgando linternas rojas, encendiendo petardos y  fogatas en todo el pueblo. Su plan funcionó. El emperador fue engañado y la aldea se salvó. Posteriormente, los residentes continuaron encendiendo petardos y colgando linternas rojas todos los años para conmemorar el evento.

Con el paso del tiempo, las actividades del Festival de las Linternas se han ido diversificando. En muchos lugares se organizan distintas representaciones folclóricas como la danza del león, del dragón y de los zancos. Actualmente, este festival, con más de dos mil años de historia, se celebra no sólo en toda China, sino también en los barrios chinos de ultramar.

+ posts

Buscá en Reporte Asia