Tercer lugar en Netflix: Queen of Tears, el éxito de la TV surcoreana

Queen of Tears

La serie romántica surcoreana «Queen of Tears» (La reina de las lágrimas) se ha convertido en el tercer programa de televisión de habla no inglesa más visto en Netflix,según infrmó el servicio global de transmisión libre (OTT, según sus siglas en inglés).

El drama de tvN, protagonizado por Kim Soo-hyun y Kim Ji-won, obtuvo el puesto número 3 en la lista de programas de televisión de habla no inglesa de Netflix, para la semana del 11 al 17 de marzo, con 19,1 millones de horas de visualización, escalando cuatro lugares con respecto a la semana anterior.

Estrenado el 9 de marzo, «Queen of Tears», que se emite sábados y domingos, vio como su cuarto episodio, emitido el domingo, estableció su propio récord de audiencia nacional, con un 13 por ciento.

Trazando la lucha contra el machismo y la violencia de género en Corea del Sur

¿De qué trata la exitosa serie surcoreana?

La serie de 16 capítulos, narra la crisis matrimonial y el posterior reavivamiento del amor entre el personaje de Baek Hyun-woo, interpretado por Kim Soo-hyun, el vástago de los dueños de un supermercado rural en Yongduri, y Hong Hae-in, protagonizada por Kim Ji-won, heredera de tercera generación del conglomerado que opera los grandes almacenes Queens.

Baek Hyun-woo (Kim Soo-hyun) y Hong Hae-in (Kim Ji-won) tienen el matrimonio de cuento de hadas perfecto. El suyo es un ejemplo para las edades: un romance de oficina vertiginoso, la unión de dos mundos, promesas de amor y devoción, una unidad bien cohesionada incluso mientras gobiernan el Grupo Queens como CEO (Hae-in) y Director Legal (Hyun-woo). La definición de una pareja de poder muy enamorada… o eso parece.

Como pronto descubrimos, sería un error incluso llamarlos desconocidos. Los desconocidos se otorgan cortesías formales entre sí, pero cada conversación entre Hyun-woo y Hae-in resulta en un amargo punto muerto. Luego de tres años viviendo la farsa que llaman matrimonio, Hyun-woo decide que ha tenido suficiente. Limpiar los líos de sus suegros y lidiar con su esposa pasiva ya no es suficiente: él quiere salir.

+ posts

Buscá en Reporte Asia