Filipinas y los EAU celebran la colaboración cultural con una gala musical

gala musical

La embajadora de Filipinas en los EAU, Hjayceelyn M. Quintana, fue la anfitriona de una gala musical en homenaje a la colaboración cultural entre Filipinas y los EAU, en la que se exhibieron piezas de oro filipinas en el Louvre de Abu Dhabi.

La gala expresó en un programa de una hora de duración la visión compartida por el embajador Quintana con el Museo Ayala, el Louvre Abu Dhabi, la Comisión Nacional de Cultura y las Artes (NCCA) y el Ministerio de Cultura y Juventud de los EAU, para mostrar la cúspide de la cultura del oro filipina precolonial en el museo universal de Abu Dhabi. A la gala asistieron invitados del gobierno anfitrión y de la comunidad diplomática y empresarial.

El Consejo Empresarial Australia-Filipinas promueve el intercambio cultural

El homenaje musical contó con la participación de Greg Zuniega al piano, Kenedy Rocas en la flauta, la Coral de Conciertos de Abu Dhabi y el Conjunto Vocal de Dubai, que interpretaron música filipina, incluida "Daluyong ng Diwa (Mareas del alma)", encargada para la Gala de Filipinas en la Expo Mundial de Dubai.

La cultura del oro filipina precolonial

El broche final de la gala lo puso un desfile de modelos vestidas de alta costura en oro, obra del famoso diseñador filipino afincado en Dubai Furne One, una reinterpretación moderna de lo que Pigafetta, el cronista de Magallanes, vio al llegar a Filipinas, un pueblo vestido de oro.

En su mensaje, la embajadora Quintana dijo: "De hecho, el oro que celebramos hoy es algo más que los sofisticados vestigios de un pasado glorioso. Es el oro que encontramos en nuestras interacciones cotidianas, y este diálogo permitió que nuestros dos países se unieran para traer los dos artefactos de oro filipinos del Museo Ayala al Louvre de Abu Dhabi, conectándonos así con un discurso más profundo que trasciende las construcciones geográficas.

"El oro que celebramos hoy es algo más que los sofisticados vestigios de un pasado glorioso"

Cuando los conquistadores españoles llegaron a nuestras costas en 1521, descubrieron que incluso los niños podían determinar con precisión la pureza de las aleaciones de oro, llamando a un oro de 24 quilates "dalisay", palabra tagala que significa "puro". Este redescubrimiento de nuestro patrimonio y nuestra cultura a partir de una visión común, emanada de una intención pura y sincera, es la inspiración del éxito de esta colaboración entre Filipinas y EAU."

Acerca del autor

Colaboradora en ReporteAsia.