Incertidumbre en las relaciones entre China y Argentina ante indefiniciones de la gestión de Milei

Javier Milei

En las últimas horas, la falta de claridad en las políticas del gobierno argentino encabezado por Javier Milei ha generado tensiones en las relaciones bilaterales con China. Esto ha suscitado dudas sobre la continuidad de la ampliación de swaps para el Banco Central de la República Argentina (BCRA) y la ejecución de proyectos de infraestructura financiados por China, bajo el liderazgo de Xi Jinping.

La tensión se ha visto reflejada en la suspensión de un refuerzo de swap por parte de China, que ascendía a 6.500 millones de dólares y que fue acordado entre el expresidente Alberto Fernández y su homólogo chino, Xi Jinping, en octubre pasado. Mao Ning, portavoz de la Cancillería china, manifestó la disposición de su país a trabajar con el nuevo gobierno argentino para el desarrollo sostenido y estable de la asociación estratégica integral China-Argentina.

La situación se da en un contexto donde Milei tuvo fuertes criticas hacia el gigante asiático durante toda la campaña presidencial, incluso diciendo que rompería relaciones dilemáticas con China.

¿Quién es Marcelo Suárez Salvia, nuevo Embajador argentino en China?

Si bien aún no esta claro el futuro del swap chino, diferentes medios han especulado que la desición de China se da por el rechazo de Argentina a la invitación a los BRICS y las objeciones de su canciller respecto al régimen comunista. Incluso se ha señalado que se abordaron temas sensibles, como el respaldo a los reclamos de independencia de Taiwán.

En un giro inesperado, Agustín Romo, diputado provincial de Buenos Aires de la Libertad Avanza y exintegrante de los equipos de comunicación de la campaña de Milei, compartió una foto en la Oficina Comercial de Taiwán junto a su responsable. Romo destacó la donación de 300 cajas navideñas para los necesitados y elogió la libertad económica en Taiwán, sin mencionar la intervención estatal en el periodo de industrialización.

El gesto de Romo fue duramente criticado por especialistas políticos como Patricio Giusto, director del observatorio Sino-Argentino. «Esto es gravísimo y tendrá esperables consecuencias. Lamento muchísimo esta política exterior evidentemente sin conducción ni visión, que no está cuidando el interés nacional y le puede hacer perder a la Argentina una oportunidad histórica» publicó Giusto en Twitter.

Como parte de los esfuerzos por mitigar la situación, Milei designó a Marcelo Suárez Salvia como embajador argentino en China. Salvia enfrentará el desafío de calmar las tensiones entre ambas naciones y buscar el respaldo económico de China para el plan de gobierno de Milei.

+ posts

Buscá en Reporte Asia