Nueva Zelanda invierte en el futuro de la silvicultura

Aumentar la capacidad de transformación de la madera en Nueva Zelanda e invertir en el desarrollo de la industria nacional de biomasa leñosa son dos áreas objetivo que impulsarán el crecimiento del sector, crearán puestos de trabajo y reducirán las emisiones en toda la economía, afirma el ministro de silvicultura, Stuart Nash.

El ministro de silvicultura presentó el proyecto de Plan de Transformación de la Industria Forestal y de Procesamiento de la Madera en los Premios del Consejo de la Madera de la Costa Oeste de Canterbury, celebrados el 19 de agosto en Christchurch.

"Este plan es una parte importante del trabajo del Gobierno para construir una economía de altos salarios y bajas emisiones. Mediante la colaboración con la industria, los maoríes y los sindicatos, podemos añadir un valor significativo al sector procesando los troncos en el país, en lugar de enviarlos a otros países para que extraigan su valor."

"Tenemos que pasar de ser un productor de recursos básicos a crear productos de alto valor y bajas emisiones de carbono y puestos de trabajo para los kiwis, todo lo cual es vital para nuestra recuperación económica en curso".

Este plan es una parte importante del trabajo del Gobierno para construir una economía de altos salarios y bajas emisiones

"Esta hoja de ruta nos llevará a un futuro en el que los edificios de gran altura se construyan con madera de ingeniería, en el que nuestros aviones, trenes y barcos funcionen con combustible derivado de la madera, y en el que una serie de productos, como los farmacéuticos, se produzcan también a partir de nuestros bosques".

"El PTI es la primera estrategia dedicada a impulsar el sector forestal y de transformación de la madera en más de una década. Responde a algunos de los retos que se plantean desde hace tiempo, ya que pretende aumentar la transformación nacional de la madera y diversificar nuestros bosques de producción y las exportaciones. Esto impulsará la producción de nuevos productos y fuentes de energía de bajas emisiones para apuntalar y apoyar nuestra transición hacia las emisiones netas cero para 2050."

Nueva Zelanda gana otra gran inversión digital

Este plan propone una serie de acciones, entre ellas que la Corona lidere la investigación y el apoyo a las especies alternativas, incluyendo la ayuda a los viveros para aumentar la oferta y reducir los costes.

"Tenemos la experiencia, las habilidades y el conocimiento aquí en Nueva Zelanda para transformar el sector, maximizar el potencial de nuestra finca forestal para reducir las emisiones, crear nuevos productos de madera y biocombustibles, y construir una economía exportadora fuerte y una adecuación medioambiental para las generaciones futuras."

"Se trata de un importante paso adelante para la silvicultura y la transformación de la madera en Nueva Zelanda. El plan lanzado hoy reconoce lo fundamental que será el sector en nuestro futuro, por lo que es importante que los neozelandeses den su opinión sobre este plan", dijo Stuart Nash.

La consulta se abrió el 19 de agosto y durará hasta el 30 de septiembre de 2022.